Páginas vistas en total

domingo, 27 de febrero de 2011

¡Quiero ser mamá! (Parte I)

Amigos, tranquilos, tranquilos... ¡no se me asusten! Es una forma de hablar y un deseo que te entra cuando ves ropa ideal para futuras mamás, mamás recientes y ¡bebés! ¿Nos os ha pasado nunca, chicas?
¡A mi sí! Concretamente, el otro día, conociendo "PARAMAMÁ" , una preciosa boutique del madrileño Barrio de Salamanca. Ya, ya sé que siempre estoy hablando de Madrid (¡es que vivo aquí!),  pero para que lo sepáis, mis lectoras residentes en Cataluña, también tenéis sede en Barcelona. Las direcciones, como siempre, al final.


A lo que íba, ¿qué me ha gustado de este pequeño paraíso para la mamá? Pues lo primero, el trato simpático y profesional de quienes allí te atienden. Y después y tan importante como lo anterior, que tienen el don de transformar el momento más difícil para vestirse, en el momento más fácil. ¿Por qué? Porque tienes la misma ropa con la que te vestirías si no estuvieras embarazada o acabaras de dar a luz a un pequeñín.
Si, hasta hay vaqueros pitillo, ¡mis favoritos! y en distintos colores y con distintos métodos de ajuste progresivo. Blusas con aire masculino que tanto se lleva, trenchs disimuladamente adaptados para la ocasión, vestidos súper favorecedores, estilosos... y ¡normales! Sin estar llenos de lazos, ositos ni cosas similares. ¡Que tú no eres el bebé!
Top marinero para dar el pecho sin tener que desnudarse en público. Las rayas atacan de nuevo esta temporada.

´Buscándole el truco al trench. "¡Si parece normal!"

Vestidito + Trench = Look ideal.


 Muy bien, muy mono... ¿pero y los interiores? ¿Y la lencería, camisones y demás? Siempre hay que cuidarlos, pero en estas ocasiones, ¡más si cabe! Porque aunque no le hayáis dado la exclusiva del nacimiento de vuestro hijo al "Hola", vais a recibir un buen montón de visitas, incluidas las de los paparazzi de la familia.
Os cuento, tienen una colección particular y hecha ex profeso para sus boutiques. Yo me quedé prendada de una camisón de plumeti de color blanco, uno de mis tejidos fetiche y aquí os presento uno de los conjuntitos con los que correis grave riesgo de volver a quedaros embarazadas inmediatamente, ¡¡cuidado!!
          
Pues nada, chicos, a pesar de la crisis, hay que seguir trayendo angelitos al mundo, como éste que posa conmigo y que pronto será modelo de la pasarela "Cibeles baby". ¡Así que a ponerse a ello!



Madrid (Premamá y bebés)
Hermosilla 70, entrada Gral. Pardiñas 19
T: 91 435 84 97

Barcelona (Premamá)
Muntaner 305, esq. Laforja
T: 93 209 30 57
www.paramama.es
¡Besos y muy feliz semana!

Sylvie Tartán.

jueves, 24 de febrero de 2011

De cómo vestirse para recibir en casa y de cómo NO vestirse para ello.

Queridos amigos, vuelve la Sylvie más cáustica a poner los puntos sobre las íes en cuanto a la indumentaria. Esta vez vamos a abordar el tema de cómo se tiene que vestir un anfitrión.
Aclaramos.Un anfitrión no es un pez marino cuyas huevas son de incalculable valor, no. Un anfitrión es la persona que tiene invitados a su mesa o a su casa, según reza la definición de la Real Academia.
Una vez definido el concepto, vamos a empezar por los pies, que es por donde empieza la maravilla o el desastre de un look.
¿No habéis asistido a cenas en las que el dueño y señor de la casa llevaba unas pantuflas? ¡Yo sí! ¡A muchas! Gracias a Dios, no estaba en pijama, pero las pantuflas estaban allí, chocando con el resto de la vestimenta y gritando ¡somos estupendas y estamos invitadas también a cenar! Qué gusto, ¿verdad? Con los pies calentitos y cómodos, bien resguardaditos... ¡¡¡¡PUES NO!!!! ¡Terminantemente prohibido!
Para frikis de Star Wars (yo soy una de ellas), a la venta aquí www.thinkgeek.com
Ya sé que es muy tentador recibir a los invitados, en plan casual-foot, pero amigos, ¡hay que resistirse! Y sólo hay dos casos para recibir en zapatillas, uno, que sean las tres de la mañana y el invitado, más que invitado, sea un intruso. Y dos, que tengamos una pierna escayolada y sea imposible enfundarnos los pies en unos zapatos al uso. Así que, lo dicho, os ponéis los zapatos de siempre, que no pasa nada por estar un ratito en casa con ellos, que el parqué está preparado para que lo pisen, de verdad, fiáos de mi. Por algo el constructor lo puso en el suelo.

Diores pisando parqué sin dañarlo.
Y esto me trae a la memoria un trágico episodio de mi vida. Invitada a tomar el te en casa de un periodista y escritor de un conocido periódico -le mando a pesar de todo, un beso desde aquí-, al entrar, me hizo descalzarme y ponerme unas zapatillas que tenía a tal efecto y con todo tipo de números para que ningún pie, por grande o pequeño que fuera, se quedara sin zapatilla. Hubiera preferido que me dijera que me quitara cualquier otra cosa (lo digo porque espero que esto no lo lea), pero no. De repente me vi capitidisminuida, reducida a la mínima expresión (me sacó de golpe y porrazo diez centímetros de estatura) y bueno, qué más os voy a contar, si tenía algo de glamour se quedó allí, escondido en mis zapatos abandonados... Y además, ¿cómo puedes conversar con un hombre en zapatillas si no es ni tu marido ni tu pareja ni tu cirujano?
Me consoló el capítulo de "Sexo en Nueva York" en el que nuestra amiga Carrie tiene que descalzarse en una casa y le roban sus "manolos". En mi caso éramos sólo dos, con lo cual no había riesgo de que nadie me los robara (los zapatos, que "manolos" no eran), pero os aseguro que la humillación fue similar. No he vuelto.


También he leído hace poco, aunque no recuerdo dónde, que la anfitriona no debe de estar demasiado espectacular para no hacer sentirse mal a los invitados. ¿¿Por qué?? Les invito y ¿encima tengo que parecer la más fea? ¡De eso nada! Me parece muy bien tratar a tus invitados mejor que a ti misma, pero de ahí a que te pongas lo más corrientito que tengas en casa para que los demás se sientan mejor... ¿No es presuponer que tus invitados tienen poca autoestima, o lo que es peor, que no te tienen mucha estima y les agrada verte mal? No, queridos amigos, poneos bien guapos y con la casa arreglada también. Flores frescas a ser posible y vosotros con vuestras mejores galas, eso sí, acordes con la hora y el tipo de evento. ¡Y nunca les obliguéis a descalzarse! ¡Os lo ruego! Para eso ya tenemos los controles aeroportuarios, otro lugar donde perder la dignidad en pocos segundos. Y si no, recordad lo que le pasó al Presidente del Banco Mundial al entrar en una mezquita. ¡Uf!

¿Fetichismo exacerbado? ¿Ahorro extremo? ¿Síndrome de Diógenes en fase terminal? Este tema, lo abordaremos en una entrada aparte, porque ¿quien no tiene prendas de las que no quiere desprenderse aunque estén raídas? El que esté libre de culpa, que tire la primera piedra... o el primer calcetín. ¡Yo no lo haré!
Continuará...
¡¡Feliz fin de semana a todos y un beso fuerte!!

Sylvie Tartán

martes, 22 de febrero de 2011

"El Elixir del Amor" y los elixires culinarios.

 Queridos amigos, hoy toca viajar hasta Alpedrete, un bonito pueblo de la sierra madrileña. Allí me encontraré con unos cuantos amigos para asistir a la ópera y después cenar y comentar el espectáculo.
¿Qué hay ópera en Alpedrete? Pues sí porque tiene un Centro Cultural dotado de un teatro incorporado a la red de teatros de la Comunidad de Madrid y que participa en festivales como Teatralia, Titirimundi o el Festival de Humor. ¡Ahí es nada! Así que, madrileños y demás familia que pulula por estos lares, ¡hay que tenerlo en cuenta!
 ¿Cómo te vistes para ir a la ópera, en un pueblecito y lloviendo? Pues discreta. Elijo un look de invierno francés, preparado para borrascas ligeras, con paraguas en ristre incorporado.
Y llegamos a Alpedrete...
Foto de www.elguadarramista.com.
... gracias a mi GPS particular, o sea, las explicaciones de un amigo. Aparco justo al lado del Centro Cultural, sin pagar ninguna tasa al Ayuntamiento (cómo valoramos estas cosas los que vivimos en Madrid) y  me encuentro con parte de la pandilla. La ópera es "El Elixir del amor para toda la familia", una ópera en clave de humor, muy divertida y nada trágica. ¡Menos mal, porque es sábado! Y para tragedias ya tenemos los lunes.
En ella interviene un amigo barítono-tenor y Sargento Belcore en sus ratos líricos. Véase en la foto desfilando. Cuando empiezan a cantar, nos quedamos todos boquiabiertos. La ópera en directo, ¡impresiona! Si pincháis aquí www.cameratalirica.com os podéis ambientar un poco con la música de esta Compañia y conocerla mejor.
En plena marcha militar.

El inventor del elixir y la espectacular protagonista.
Después de las felicitaciones y con el correspondiente complejo de que no sabemos cantar ni en la ducha, ¡nos morimos de hambre! Así que vamos al restaurante La Marmita. Y como suele ocurrir con los grandes descubrimientos, la elección surge de la casualidad. El restaurante está al lado de la plaza donde hemos aparcado y al lado también de donde hemos visto el gran espectáculo. Nos atienden de lujo y pedimos casi, casi, ¡un plato de cada! ¡Todo es una tentación!
Resulta que el restaurante es propiedad de Benito Rabal, hijo del añorado Paco Rabal. ¡Menuda sorpresa! Con la confianza que da haber cenado en su casa, nos cuenta, simpático, que es guionista y director de cine y también, a petición popular, los ingrendientes secretos de sus famosas "lentejas a la libanesa", a sabiendas de que nunca podremos copiárselas ¡Yo por lo menos!
Y como mi debilidad son los dulces, pedimos un surtido de tartas caseras para rematar la faena. La locura,  la tarta de dulce de leche con plátano, que es justo a la que le falta un trocito. ¡Lo siento, no pude esperar!
Y nos hace la foto de grupo con Benito, Marta, su mano derecha, una chica absolutamente adorable, a la que esperamos volver a ver en cuanto llegue el buen tiempo y podamos disfrutar de su maravillosa terraza.
 
Os dejo los datos de este templo de buen comer, en el que organizan actuaciones los jueves y muchas más cosas el fin de semana, y los datos del Centro Cultural.
¡Viva Alpedrete!

La Marmita
c/ Betanzos, nº 1.
28480 Alpedrete (Madrid)
Reservas: 608 06 54 76

Centro Cultural de Alpedrete
C/ Maestro, 9
28480 Alpedrete (Madrid)
Teléfono: 91 857 15 90

¡Un gran beso!
Sylvie Tartán.

domingo, 20 de febrero de 2011

¡Samba, cocoteros y mojitos para este verano!

Queridos amigos, ¿hartos del gris, de las nubes, de la lluvia? ¿De los trajes oscuros, del minimalismo, de fingir la sonrisa los que, al menos, os molestáis en hacerlo? ¿Hartos de vuestro trabajo, de vuestro jefe...? Bueno, esto último no lo podemos arreglar, pero el resto, sí podemos mejorarlo con una vista hacia el verano que pronto está al caer. Si veinte años no es nada, cuatro meses ni se tienen en cuenta. ¡¡¡Ánimo chicos!!!
 Estamos a la sombra de una palmera, tomando una caipiriña, con un sol radiante y una playa de arena blanca a nuestros pies. Suspiro largo y profundo. Ejem. Se me olvidaba, tenéis que cerrar los ojos un momento y cuando los volváis a abrir, contemplad esta foto durante unos segundos. Si no, no hay manera de ponerse en situación...

¿Ya? ¡Estupendo! Estamos entonces preparados para enfundarnos en frutas, volantes, espolvorearnos ázúcar en el cogote y darnos un chapuzón en una macedonia de flores exóticas. Sí, sí, lectores masculinos, ¡vosotros también! Fuera camisas aburridas de rayas, de cuadros, grises, encorbatadas...
 Preparaos porque llega ¡la Tropical Party!

Obra de Quintín Aguilar http://qaguilar.artelista.com/
Fuera el color negro y las caras lánguidas y tristes. Hay que ponerse buen colorete en los mofletes, calzarse unas maracas y no soltarlas hasta septiembre, y por supuesto, broncearse un poco con los tímidos rayos de febrero. Y ya lo último, vestirse ad hoc para esta bacanal. ¡Living la vida loca!
Stella McCartney en www.net-a-porter.com
Prada, en www.vogue.es

Modelo ole, ole y ole de Francis Montesinos (diariofemenino.com)

Sigamos con la catarsis tropical. Trenzados, colores vivos y ¡mucha mucha fruta! Y ¡ojo con el naranja! Es el color del verano y un antidepresivo natural ¡comprobado! Y si no, que se lo digan a los del butano que tantas alegrías han dado en los hogares españoles...



¿Qué podemos comprarnos? Os propongo solo, por falta de espacio, un par de cositas...
Vestido de H y M


Traje de baño de Jets, en www.net-a-porter.com
 ¿Qué podemos ir bebiendo para entonarnos? Ricos cócteles de frutas.
Coctel en el Hotel Óscar de Madrid, www.room-matehotels.com

Cóctel en Café LG 48 en Madrid
 ¿Qué podemos rescatar de nuestro armario? ¡Seguro que montón de cosas! A mi se me han ocurrido muchísimas. ¿Tenéis pendientes estilo criollo? ¿Broches o colgantes de frutas, de flores...? ¿Tops y faldas con volantes? ¿Vestidos con grandes estampados? ¿Una pistola de color rosa por si al final seguís con la depresión invernal?

Yo os dejo una pequeña muestra de algunas de las cosas que resucitarán en mi armario: pareo comprado en Zanzíbar (¡ay, qué recuerdos...!), biquini de cerezas de Moschino de hace, exactamente, mil años, pluma azulón de Marlene Birger por si vuelvo a Chueca, sandalias estampadas de Marc Jacobs y flores varias para incrustar en mis diademas y cinturones.
¿Y vosotros que recuperáreis?
¡Besos, samba y alegría!

Sylvie Tartán.

jueves, 17 de febrero de 2011

"HURTS", imposible verles con camisa hawaiana.

Queridos amigos, ¡hoy toca música! ¡Y tocan "Hurts"!  ¿No sabéis quienes son? Ahora mismo os despejo la incógnita.
Ya ha anochecido y me acerco a la sala Joy Eslava, www.joy-eslava.com, en pleno centro de Madrid, a disfrutar de uno de mis grupos favoritos.
Foto, de camino.
Foto extraida de la web entradasdenochevieja.es
Como siempre, me equivoco en algo y esta vez lo hago con la puerta de entrada. Hay una pequeña cola en la puerta correcta pero yo entro por donde no hay cola, ¡claro! Me dicen que por allí no es, pero al ver que ya soy talludita (y chica mona, también hay que decirlo) tienen la amabilidad de dejarme entrar. ¡Alguna ventaja teníamos que tener! Entro y con esto de que ya no se puede fumar, se respira un aire limpio que da gusto. Me encuentro con un público también limpio y con "Hurts" más limpios todavía. ¡Ahora os lo explico! Aunque una imagen vale más que mil palabras:

Y es que este grupo de Manchester es así, ¡impecable en todo! Siempre impolutos, elegantes y minimalistas. Su música es fiel reflejo de ellos. Un poco triste y melancólica, pero bellísima. Eso sí, si tenéis algún pensamiento suicida, ¡ni se os ocurra escucharles! ¿No lo tenéis? Pues probad entonces en este enlace un pequeño aperitivo: http://www.youtube.com/watch?v=4KjC-N_JxL8, "Devotion" una de sus canciones más "alegres". ¡Mi favorita! Y esta versión, interpretada mano a mano con Kylie Minogue.


Y estos chicos tan maravillosos esparcieron rosas frescas entre el público, dijeron alguna que otra palabra de agradecimiento en español (básicamente "gracias") e interpretaron su último album "Happiness" con pulcritud, como no podía ser de otra manera y sin perder su elegancia natural. Yo canté todo lo que pude en mi inglés imposible (soy activista de la Plataforma de Implantación y Expansión del Español en Zonas Anglófonas) y bailoteé lo que me dejaron mis taconazos de Dolce & Gabbana, o sea, poca cosa. Pero volvería a repetir todo exactamente igual. ¡Gracias chicos guapos!
¡Un beso y feliz fin de semana para todos!

Sylvie Tartán.

miércoles, 16 de febrero de 2011

"Casa Ces" en Galicia y "Flash Flash" en Madrid, los dos me hacéis feliz...

Queridos amigos, el título de esta entrada no es el estribillo de una canción, aunque lo parezca. Hoy os voy a hacer un par de recomendaciones gastronómicas que se separan entre sí más de seiscientos kilómetros, pero que si comparten este espacio, es porque tienen cosas en común y todas buenas, cada una en su categoría.
Todavía estamos en Galicia y queremos comer buena cocina gallega. Nos paramos en "Casa Ces", un estupendo restaurante situado en Poio. ¿Dónde está eso? Para que me entendáis mejor, especialmente los madrileños, en la carretera que va a Sangenjo por la costa y muy cerquita de la ciudad de Pontevedra.
¡Y ahora, ojo! Si tenéis apetito, dejad de leer esta entrada. Puede herir vuestra sensibilidad.

Como veis el restaurante tiene su historia. Particularmente lo conozco desde hace veintiocho años, vamos, que me perdí la inauguración pero ¡por poco! Nunca nos ha defraudado en todo este tiempo. Materia prima la mejor, trato amabilísimo y familiar -te sientes como en casa-, y platos ricos ricos con ingredientes propios de la zona, véase mariscos y pescados varios.
No te puedes ir sin probar su empanada de vieiras y en su defecto, la de zamburiñas. ¡Deliciosa! De segundo, un rodaballo con fideos o si es temporada de caza, la perdiz y de postre, imprescindibles sus cañas fritas. Abstenerse personas a régimen y vengan corriendo las que les gusta disfrutar con la comida sin miramientos calóricos.




Se acaba el fin de semana y me veo obligada a dar un salto, ¡piiiiiim! Ayudada en el salto por Iberia, aterrizo en Madrid. Y como tengo que ver a una buena amiga, decidimos quedar para comer. ¿Dónde? En "Flash Flash", www.flashflashmadrid.com. ¿Me acompañáis?

Aunque parezca que llevo una bolsa del súper ¡es un YSL!
La especialidad de este simpático restaurante del Barrio de Salamanca, en el que se ve mucha gente guapa, son las tortillas, ¡más de cuarenta tipos! Nos toma nota un camarero sonriente (gracias por tu sonrisa, chatín) y pedimos una parrillada de verduras y de segundo yo me decanto por mi debilidad, una riquísima hamburguesa. Ésta la hacen con alcaparras que le da un toque más fino. Ni patatas ni hamburguesa ni tomate verán el amanecer mañana... R.I.P.

Al salir, me aprieta el vestido que llevo para la ocasión, auténtico años cincuenta comprado en una de mis tiendas vintage favoritas de Barcelona,  Le Swing, www.leswingvintage.com, a la que le dedicaremos el protagonismo que se merece en cuanto podamos. A pesar de las apreturas, no me arrepiento de nada porque nadie me va a quitar "lo bailao".
Y a vosotros tampoco, así que os dejo las direcciones de estos templos del buen comer. ¡A disfrutar!

Casa Ces.
Avda. Porteliña, 15
36005 Poio
986 872 946

Flash Flash
Calle Nuñez de Balboa, 75
28006 Madrid
915 751 010

¡Un beso sabrosón!
Sylvie Tartán.

martes, 15 de febrero de 2011

El Triángulo de las Bermudas o algo peor...

Queridos amigos, todos conocemos la leyenda de las misteriosas desapariciones de barcos y aviones en la zona geográfica de las Islas Bermudas.  Pues, ¡no os vais a creer lo que os voy a contar! Iba el pasado fin de semana caminando por las calles de Vigo, cuando me vi bajo la influencia de otro Triángulo, con la diferencia de que en éste no desaparecen barcos ni aviones, sino tu dinero. Os estoy hablando del formado por las boutiques Max-B, Miss Marquitas y La Mosca. ¡El que avisa no es traidor!

Primero, al subir la calle Gran Vía, me vi abducida por Max-B, www.max-b.com/contacto.htm, la más veterana de todas y un pequeño paraíso para las amantes de la moda de lujo: Gucci, Prada, Celine, Lanvin, Chloé, Bottega Benetta... Trato exquisito y amable avalado por la caballerosidad de su propietario. Y ya que una extraña fuerza me había traido hasta allí, decidí aprovecharla y buscar unas sandalias color maquillaje que combinaran con todo, glamourosas pero cómodas a la vez, y preparadas de serie para patear las calles de Nueva York. ¿Qué eso no existe? ¿Que me tengo que disfrazar de turista con unos pantalones cargo y unas zapatillas de deporte? ¡De eso ni hablar! El caso es que las encontré. Mi futuro viaje está a salvo, uf...
Sandalias de Prada (y ahora también mías) colección primavera 2011.
Salgo de este pequeño trozo de cielo y sigo subiendo la Gran Vía hasta encontrarme con Miss Marquitas, www.missmarquitas.blogspot.com. ¡Parada obligatoria!  Siempre simpáticas, las chicas me comentan que ya les está llegando la colección de primavera (Philip Lim, Paul & Joe, Vanessa Bruno, Isabel Marant...) y que tienen unos últimos resquicios de rebajas. Araño el bolsillo, siempre, os recuerdo, influida por una extraña fuerza y aquí aprovecho para comprar de rebajas una prenda que me sirva para la próxima estación, como esta camiseta de Diane Von Furstenberg con trampantojo de chaleco, que me va que ni al pelo para ir al concierto de "Hurts" al dia siguiente.
Camiseta Diane Von Furstenberg.
Y ya por último, para completar el triángulo, como una autómata cambio de acera, sólo en sentido literal, y subo por la calle Ecuador. Esta vez, me atrapa La Mosca, www.moscaluxury.com, con su lujoso escaparate en el que se mezcla alta joyería, perfumes exquisitos, accesorios y prendas de los diseñadores más punteros (Tom Ford, Cavalli, Dsquared, Moschino...). Sobre una preciosa mesa de comedor, descansan complementos, zapatos y alguna que otra maravilla. Para mi desgracia final encuentro un par que me mira suplicante. Quieren ser míos, salir de allí y que les lleve a ver mundo. Cansada, ya  no tengo fuerzas para discutir. Les digo, que apenas tengo sitio en casa, que ya casi no podré ni mantenerlos. Pero insisten con lágrimas en los tacones, me rindo y se vienen conmigo.

Zapatos Moschino.
¡Ay! Si vais a Vigo, no digáis que no os lo advertí. Evitad la vis atractiva del triángulo donde desaparecen vuestros ahorros inexplicablemente o dejaos llevar, caed en él y ya puestos, ¡disfrutad de la experiencia! Mi síndrome de Estocolmo me advierte de que deseo fervientemente volver a ser abducida.
(Todas las direcciones, en las páginas web respectivas)
¡Un gran beso!
Sylvie Tartán.

lunes, 14 de febrero de 2011

¡Feliz día de San Valentín! ¡Yuuupiiii!

¿Yuuupiiii? ... Bueno, dejémoslo... ¡Felicidades a todos los que estáis enamorados!
Y por favor, no me digáis que felicitar este día es una horterada, una americanada y demás lindezas que pueden salir por esas boquitas, porque si empezamos así, tendríamos que suprimir un buen puñado de "productos" importados de las Américas y que se han asentado en nuestro país cómodamente y nadie replica nada. Además, ¿qué tiene de malo celebrar algo? En España nos apuntamos a todo lo que sea divertirse. ¿O no? El día de todos los Santos lo hemos transformado en Halloween y ya veremos cuánto falta para que empecemos a celebrar el Día de Acción de Gracias.
El caso, es que ya he leído columnas en periódicos poniendo "verde" esta fecha. Que si hay que tener detalles el resto del año, que si tal, que si cual... ¡Menos amarguras, más alegría y más consumo! Que al país le hace falta y mucha.

Camelia gallega que ha posado encantada
A lo que iba. ¿No le habéis comprado nada a vuestra mujercita todavía? ¡Uy, uy, uy! Aunque sea del amplio grupo "paso de eso, qué horror", os digo yo que le haría mucha ilusión que os acordárais de ella. Todavía estáis a tiempo de arreglarlo.
Un buen ramo de flores, aunque esté muy manido, sigue siendo una elección maravillosa. Particularmente, ahora que se acerca la operación biquini prefiero flores a bombones. Las flores no engordan, alegran la casa y no hay que compartirlas con nadie. Una vez que te las entregan, son tuyas y sólo tuyas y nadie se las come.
Si preferís bombones, os sugiero, sin lugar a dudas, Embassy www.embassy.es. Esta prestigiosa casa hace dulces envíos a toda España y alegra la vida de los más exigentes sibaritas.

Foto extraida de su página web
¿No eres clásico y prefieres un regalo que se salga de lo habitual? Os propongo una camiseta de la marca The Hip Tee http://www.thehiptee.com/. ¡Yo me regalé una este sábado pasado! Son absolutamente ideales, hay un puñado de modelos con corazones, son de aspecto vintage, 100% algodón y además, me he enterado de que cotizan al alza. Numerosas famosas se han apuntado ya a esta marca y están poniendo su granito de arena para que suba como la espuma. ¡Concédele a tu mujer el placer de ser una de las primeras!




                        
Otra propuesta, pasáos por Uterqüe, http://www.uterque.com/, la marca "luxury" de Inditex. San Valentín y San Amancio os lo agradecerán. Os proponemos  un monísimo vestido estilo Chanel que todavía está de rebajas y un bolso en forma de empanadilla delicatessen, de corcho (uno de los materiales hit de la nueva temporada) en tonos "nude", que podrá utilizar como cartera o bien ponerle la cadena que va dentro y utilizarlo como bandolera.

Y si queréis algo más colorido y jugoso, un delicioso collar con fresas de la misma firma.


Foto tomada de su página web

Y nada más chicos, que si no tenéis tiempo de ir a comprar nada, al menos hoy sed más cariñosos, aunque haya fútbol invitadla a cenar, preparadle un baño relajante con sales perfumadas o simplemente, recordadles lo mucho que la queréis. ¡Sed todo lo cursis que queráis, hoy todo está permitido!
Y a vosotras las que no recibís nada, ¡háceos un buen regalo! Mañana tendréis ideas, el purgatorio estará en plena ebullición, ¡no os lo perdáis!
Speedy de Louis Vuitton lleno de pecados

¡Un besazo!
Sylvie Tartán.