Páginas vistas en total

jueves, 31 de marzo de 2011

Asistimos a la botadura de NAUTA360.COM, ¡comienza la travesía!

Queridos amigos, ¡cómo me gustan las fiestas! Y si son de inauguración, ¡más! Y si son en la sede de Unidad Editorial (El Mundo, Telva, Marca, Expansión...), ¡más todavía! Os aseguro que son míticas, al menos dentro de mi calendario anual de festejos. Eso sí, el carné de baile lo dejo en casa que aquí, gracias a Dios, no me hace falta.
¿Y qué se inauguraba esta vez? La web Nauta360, www.nauta360.com, que sustituye al antiguo suplemento de El Mundo dedicado al único deporte que, particularmente, me ha apasionado en la vida: navegar por los mares. Al ser un portal de internet nace con vocación de ser un referente a nivel mundial. Así que, lectores del mundo hispano hablante y amantes del mar y de las naves que salen a luchar contra los elementos, ¡tenedlo muy en cuenta!
Una de las fantásticas fotografías que adornaban la sala.

Pues sí, queridos míos, en una vida anterior fui grumete, marinera y hasta regatista a pequeña escala. ¡Qué tiempos! Pero no quiero ponerme melancólica. Estoy aquí para relataros el evento a modo de crónica social y cotilleo gastronómico.

Sede de Unidad Editorial.
Acompañada de una gran amiga, que ya empieza a acostumbrarse a trabajar como fotógrafa del Purgatorio, llegamos puntualísimas, pasamos el control de rigor ya que "estábamos en la lista" (mi gen delincuente siempre se echa a temblar temiéndose lo peor) y nos encontramos con el auditorio decorado como tiene que ser, en azules y con motivos marítimos. Tomad nota para vuestras fiestas los que vivís al lado de la mar o para los que, viviendo en el interior, os apetece celebrar una velada con aires náuticos e incluso con borrascas.

Otra bonita fotografía que colgaba de las paredes.
Yo, por supuesto, acudí vestida de marinera urbanita de agua dulce, o sea, con tacones, pero con el estampado y los colores de rigor, rayas azul marino y bolso rojo, por si me ponían algún problema en la puerta, para que no tuvieran duda de que tenía que entrar aunque fuera para hacer de cortina.
Y no eran cortinas, sino manteles como el de la fotografía, los que vestían las mesas. Eso sí, ceñidos por una tela blanca de algodón que hacía las veces de cordón. Un recurso fácil de hacer y que quedaba muy aparente.

 Y en todas las mesas detalles marinos, como conchas, arena, corales...vino blanco, vino tinto, cerveza... Bueno, esto no es marino exactamente, pero estoy segura de que a los marineros les encanta.

Y lo que me temo que no vamos a poder "copiar" para nuestras fiestas, amigos míos, por mucho que queramos, son las medallas olímpicas -auténticas- que estaban en una urna y que pertenecían a los deportistas de élite Íker Martínez y Xabi Fernández.

Ni tampoco el trofeo de la Volvo Ocean Race de 2012 que allí estaba expuesto. Para los que no lo sepáis la Volvo es una regata que da la vuelta al mundo por etapas, y que, en su próxima edición, tendrá como punto de partida la ciudad de Alicante, en noviembre de 2011 y terminará en el puerto irlandés de Galway al año siguiente. Los que logren ganar, se llevaran este trofeo. Si queréis verla salir, espectáculo glorioso donde los haya, ya sabéis, en unos meses a Alicante.


Y comienza el acto con los discursos de rigor de personalidades como el Presidente del Comité Olímpico, el Presidente de la Federación Española de Vela y por supuesto, la madrina, la súper campeona olímpica, Theresa Zabell, que representando a España, nos ha dejado en lo más alto en este deporte. Fue ella la encargada de romper contra el "casco" la clásica botella de champán. ¡Nuestra enhorabuena y nuestra más profunda admiración por todos los éxitos que ha conseguido!

Theresa, en el momento de la botadura del portal náutico con los tocitos de la botella dispersos en el aire.
Y ¡¡sorpresa!! Le pedimos una foto para el blog y encantadora y cariñosa, se la hizo. Ojalá que por haber estado cerca del aura de esta súper mujer, se me pegue algo de su tesón, valentía y talento. No lo creo pero la esperanza ¡es lo último que se pierde!

¡Muchísimas gracias Theresa Zabell!
Sigamos con el evento. Se podría decir que el público se dividía entre navegantes en activo y el resto de los mortales. Ya que, morenísimos y normalmente con ojos azules (¿se les aclararán de estar tanto al sol?) se distinguían del resto.
Aunque nosotras formábamos parte del grupo de navegantes de color blanco nuclear nos lo pasamos bomba y nos fuimos casi las últimas.
El cátering y los camareros que siempre nos adoran en las fiestas porque somos buenas "clientas", tuvieron bastante culpa.
Minúsculos y delicados canapés, mini tortillitas, bolitas de queso con crujiente de almendras, hamburguesas liliput, rollitos orientales y todo tipo de delicias fueron circulando por el auditorio continuamente y todos ellos aplaudidos por la que os escribe y nuestra fotógrafa.



Y los postres, ¡ay, los postres! ¡Todos azules!
Estas bolitas pitufas de coco, unas riquísimas pastas de te...


  Y este ejército de "chupa chups" de praliné exquisitos... (no penséis en dobles sentidos que os conozco).

 Y ya sólo nos queda, a los que vivimos en Madrid, pinchar de vez en cuando en www.nauta360.com, para ponernos al día con los barcos más lujosos (os recomiendo personalmente la sección "Muy exclusivo"), las regatas más increíbles y las noticias náuticas más sorprendentes.
Y a seguir soñando con la llegada del verano... 


Óleo de Mar Álvarez de Sotomayor. A ella y a su obra las encontraréis en facebook.

¡Besitos y muy feliz fin de semana!

Sylvie Tartán.

miércoles, 30 de marzo de 2011

La bicoca winner. (Lee si quieres saber de qué estoy hablando).

Queridos amigos:
Inauguramos hoy "La bicoca winner".
¡Ah! Que todavía no sabéis de qué estoy hablando... Os explico entonces.
Cada mes habrá una mini entrada en la que seleccionaré una prenda, un complemento personal o para el hogar, que cumpla dos requisitos. Ser muy mono y estar muy bien de precio.


www.everystockphoto.com
Cumplidos estos dos requisitos, intentaré también que se pueda comprar en el mayor número de tiendas posible...
O imposible...
 Y pasemos a la bicoca winner de este mes de marzo. Redoble de tambores....


 Este cinturón de cierto aire "vintage", de cuero, fabricado enterito en España y que podéis comprar a lo largo y ancho del territorio nacional y en gran parte del territorio internacional, ya que se vende en Trucco www.trucco.es/es/tienda/tutienda/name/TRUCCO, por el P.V.P. de 35,90 euros. Os informo de que existen varias tallas, así que si lo queréis comprar, probáoslo primero, ¡no seáis vagas! Lo ideal es que quede lo más justo posible para que no se os esté moviendo y lo tengáis que recolocar continuamente. Y así os sentará ¡fenomenal!

Y nada más chicos. Espero no haber decepcionado mucho a mis lectores masculinos con la elección del mes (ya os tocará a vosotros, algún día, cuando consiga ir de tiendas a La Estrella de la Muerte o algo similar...) y espero que les haya encantado a mis lectoras más femeninas.
¡Besitos!

Sylvie Tartán.

"América Fría" en la Juan March, "aperitivos templados" en Cazorla, "pasta caliente" en Boccondivino.

Queridos amigos, como parece que no salimos de las lluvias primaverales, al menos, vamos a disfrutar de las cosas buenas que nos traen. Paseando por la madrileña calle Núñez de Balboa, nos hemos encontrado un jardincito privado de camelias de un rosa flúor increíble. Ellas, muy distinguidas, han insistido en posar para El Purgatorio. ¡Y yo, encantada las he inmortalizado!

"¡¡Saludos a todos los lectores de Sylvie Tartán!!".
Como sabéis, Dumas en su obra "La Dama de las Camelias" y Coco Chanel que eligió esta flor como icono de la firma de la que fue fundadora, han puesto su grano de arena para que esta maravilla de la naturaleza  sea conocida y venerada.
¿Dónde la podéis encontrar en mayor cantidad y calidad? En Japón, aunque por desgracia, no es el momento de irse a este país (os animo a todos a ayudarles desde aquí) y en Galicia, especialmente en las Rías Bajas donde crecen tan preciosas camelias que ya existe una Ruta de las Camelias www.turgalicia.com, a través de pazos, castillos, parques y museos.
Y después de esta pequeña introducción primaveral, regresamos a Madrid y nos lanzamos de cabeza a la calle Castelló (¡que tenga agua, por Dios!) y de allí no nos vamos a mover en varias horas.
Aunque creo que no existe ninguna obra humana que supere la belleza de una flor, la primera escala la hacemos en la Fundación Juan March, www.march.es, en el número 77, que nos ofrece la exposición "América Fría. La abstracción geométrica en Latinoamérica (1934-1973)"

Chaqueta Max Azria con piel de mapache (lo siento por el animalillo, de verdad), falda Jil Sander,  botas Juan Antonio López, bolsito años 50 Le Swing
He quedado dentro con dos estupendas amigas que se me han adelantado y al entrar lo primero que pregunto, -yo, que me debo a mis lectores-, es si se pueden hacer fotos. "Está prohibido" me dicen. Y entonces es cuando me entran unas ganas locas de sacar la cámara y hacerle, así para empezar, una foto de primer plano a la señorita que me ha contestado. Pero me contengo, voy acompañada y no es plan de hacerle pasar a mis amigas un mal rato.
Más calmada, iniciamos nuestra travesía artística por Hispanoamérica. Una muestra de casi 300 piezas–algunas de ellas nunca vistas fuera de sus países de origen– de más de 60 artistas procedentes de Argentina, Brasil, Colombia, Cuba, Uruguay, Venezuela y México. Le exposición es divertida, llena de color (como no podía ser de otra manera), muy geométrica y optimista. Os dejo algunas de mis piezas favoritas:
Rhod Rothfuss (Uruguay). La obra es de 1948. Me recuerda a Roy Lichtenstein.
Rubem Valetim (Brasil).  La obra es de 1956-62. A una de mis amigas le recuerda a un campo de fútbol.
Tengo que haceros una confidencia. No, no tengo una foto en casa con una de estas obras, aunque me gustaría... Pero siempre que entro en un museo tengo instintos ladronzuelos. Sí, amigos. Empiezo a fijarme dónde están las cámaras, si hay guardias de seguridad, si podría correr con tacones, si me los tendría que quitar o si sería mejor salir, como si tal cosa, con la obra colgando del brazo y silbando una cancioncilla... ¡No puedo evitarlo! Pero no os asustéis, no lo haré, al menos, de momento. Me gustaría poder seguir escribiendo el blog desde casa y no desde una celdita gris y estrecha, aunque el uniforme de rayas ¡me encantaría!


Y llega la hora del aperitivo, que no es tan trascendental como el arte, pero sí igual de importante en nuestras vidas. Nos vamos a tomar unas cañas al restaurante Cazorla, www.grupocazorla.com, en el número 99. Las acompañan con una ensalada de alcachofas y gambas, cortesía de la casa. Una estupenda combinación porque las alcachofas, queridos amigos, son buenísimas para el hígado, para mantenerlo depuradito y limpio. ¡A mi me vienen estupendas!

Después hemos reservado en el restaurante, Boccondivino, en el número 81 y a escasos metros de la Fundación. Tras la ración de arte, necesitamos nuestra ración de comida. Y si puede ser italiana, mejor. ¡Ñam ñam, ragazze!

Eso sí, la reserva la hemos hecho a través de www.eltenedor.es, una web que te permite encontrar y reservar restaurante, según diversos parámetros. Pero lo mejor es que te puedes acoger a multitud de promociones. Nosotras hemos escogido la oferta del 50% de descuento sobre el precio de la carta.
Y comenzamos la sinfonía de platos, ¡todos deliciosos!
Crema de alcachofas (o están de moda o es que se ha extendido el rumor de mi "problemilla") y tartar de atún rojo como aperitivo gentileza del restaurante.



Pasta traída directamente de Cerdeña.
Divinos spaguetti Caio e Pepe,  al dente, con foie gras, pimienta negra, huevas secas y queso de cabra. Vosotros me olvidaréis, pequeños míos, pero yo os recordaré siempre.

Y de postre, tiramisú ayudado en la digestión por un sorbete de limón con grappa.


Salimos de allí felices y con nuestras respectivas panzas bien llenas y contentas, empezando a planificar qué haremos la próxima vez que quedemos. "Tenemos pendiente un spa", dice una de mis amigas con toda la razón. Mi pelo se empieza a encrespar nada más escuchar la palabra clave. Bueno, iremos de todas todas. Pero ahí, si que no habrá foto por decisión propia.
Y para terminar, os dejo como siempre las direcciones que hoy os recomiendo, todas de la calle Castelló de Madrid y a escasos pasos las unas de las otras. ¡Apto para vagos e indolentes!

Fundación Juan March. Exposición América Fría, hasta el 15 de mayo.
c/ Castelló, 77.
28006 Madrid.
Teléfono: 91 435 42 40.

Restaurante Cazorla.
c/ Castelló, 99.
28006 Madrid.
Teléfono: 91 562 71 94

Restaurante Boccondivino.
c/ Castelló, 81.
28006 Madrid.
Teléfono: 91 575 79 47

¡Besitos, bon appetite y feliz miércoles!

Sylvie Tartán.


domingo, 27 de marzo de 2011

La calle del Pez, un mar de sorpresas. (Parte II)

¡Feliz lunes queridos amigos!
Tras estar postrada en la cama, convaleciente todo un día (definitivamente tengo que colgarme del cuello un borlón o pasar directamente a la soga), hoy regreso con más fuerza y ganas que de costumbre. Cual ave fénix que resurge de sus cenizas, El Purgatorio os descubre otro tesoro más de la madrileña calle del Pez. Véase Parte I con el mismo título.
Os hablo de TRAKABARRAKAhttp://trakabarraka.com/, sucursal en Madrid de la firma bilbaína del mismo nombre creada por las diseñadoras Olatz y Ana y que se encuentra en el número 36 de esta encantadora rue.

Como Olatz y Ana, a pesar de ser divinas no tienen el don de la ubicuidad ni falta que les hace -ellas ya tienen su propia tienda en Bilbao-, las propietarias de la sede madrileña son otra pareja, Nines y Ana, hermanas, residentes en Madrid y anfitrionas de la presentación de la colección primavera verano de Trakabarraka en su espacio capitalino.
Como he sido invitada, encantadísima acudo al evento. Me dirijo por la Gran Vía y dejo el coche aparcado en la mítica Plaza de España.
Tras navegar un poco por las aguas de la calle del Pez, me encuentro con esta fantástica boutique llena de fantasía, color y sonrisas. Las chicas me esperan dispuestas a explicarme un montón de cosas sobre Trakabarraka y su nueva colección. Me ofrecen nada más entrar dulces, chocolates y una botellita individual de champagne. Acepto todo sin que me tiemble el pulso ni se tambalee mi conciencia. ¡Hay que disfrutar de la vida!

+
=
Aquí todo es alegría y color, como una caja transparente y gigante de golosinas. ¡¡Es ropa antidepresión!! Y con la satisfacción de haber descubierto el Prozac de la moda, voy tocando y admirando cada uno de los vestidos, sus diseños y sobre todo, sus perfectos acabados. Y mientras tanto, pienso que esta ropa solo la puede llevar gente encantadora y feliz. Pero ¡no te preocupes si estás malhumorada o triste! Puedes venir sin receta médica porque Nines y Ana te echarán un ojo, expenderán tu prenda-medicina en un pispás y conseguirás recuperar la sonrisa perdida.
 
Y para que conozcáis mejor a  estas dos empresarias que proceden del mundo del Turismo y de las Ciencias de la Información,  les hago una pequeña entrevista y voy tomando nota de todo lo que me cuentan, al ritmo que marca mi champagne.
Me encanta que hayáis elegido una marca española, TRAKABARRAKA, como referente para abrir vuestra boutique porque además se sale de lo normal en cuanto a estampados y diseños y eso da gusto. ¿Cómo la conocisteis? ¿Tenéis prendas y/o complementos de otros diseñadores? La historia de cómo nos conocimos es curiosa. En Febrero del 2010 nos fuimos a la Copa del Rey de Baloncesto que se celebraba en Bilbao. Una noche salimos con unos amigos y, dando vueltas por la zona, de repente encontramos la tienda. Fue un  flechazo, en medio de unos edificios más bien grises, allí estaba la tienda, con todo su color. Nos impactó tanto lo que vimos desde los escaparates que, decidimos ir por la mañana cuando estuviera abierta. Allí nos encontramos con Olatz y Ana, que nos atendieron súper bien y como quien no quiere la cosa, entre modelito y modelito que nos probábamos les preguntamos si les gustaría llevar la ropa a Madrid. Por supuesto dijeron que si. Nosotras ya estábamos pensando en poner algún negocio de ropa, ya habiamos tanteado la posibilidad con otra marca, pero no había llegado a ningún puerto. Sin embargo, con ellas fue todo super rápido. Volvimos a Madrid, buscamos local y nos vimos embarcadas en esta maravillosa aventura. Fue lanzarse a la piscina, pero a veces las cosas hay que hacerlas así.
Además de nuestra marca, solemos tener algunas prendas de otras firmas, como por ejemplo La Casita de Wendy; en invierno hemos tenido también Lucid 21 y ahora en primavera contamos con BlueDolls. Eso en cuanto a ropa. Respecto a complementos, se pueden encontrar cositas súper monas (broches, diademas, bolsos...) de Moskitas Muertas, Lowie, Lilian Covián, Elena García Palma, SOO, LindoRon, o los zapatos de Nemonic... 
Quiero tener sonrisa permanente, así que me inclino por este estampado de setas alucinógenas.
  ¿Por qué habéis elegido la calle del Pez para instalaros? ¿Qué tipo de público viene por aquí?
 Es una calle que nos trae recuerdos de la infancia. Nuestra madre nos traía aquí para comprar los zapatos para el cole y siempre nos gustó. Es cierto que esta zona ha tenido una época en la que ha estado  algo deteriorada, pero desde hace tres o cuatro años empezaron a ponerse negocios de hostelería, ropa y complementos y ha vuelto a resurgir. Olatz y Ana nos pidieron que a la hora de elegir zona, tuviéramos en cuanto la filosofía de la marca y creímos que podía cuadrar porque es  muy variopinta, por una parte es barrio total, pero  también  viene mucha gente de fuera, no solo de otros barrios de Madrid, sino, de otras comunidades y bastantes extranjeros. Gente joven, mayor, clásica,  alternativa...  

Un bolso para las más "cañeras" y enamoradas.

Me gusta todo lo marinero (atentos a próximas entradas) y si viene con lazo incluido ¡mejor!
Todavía no habéis cumplido vuestro primer aniversario y supongo que estaréis todavía haciendoos con una clientela, pero ¿ya podéis tener una valoración positiva desde vuestra apertura hasta ahora? 
Claro que si. Cuando comentamos que íbamos a lanzarnos a la aventura, muchos amigos nos dijeron que estábamos locas, que como se nos ocurría poner un negocio en plena crisis económica. Sabíamos que, tal vez, no  era el mejor momento, pero confiábamos mucho en lo que íbamos a vender y creemos que no nos hemos equivocado. A la gente le gusta mucho la tienda, como está decorada y, sobre todo, la ropa porque tiene un aire nuevo, que engancha desde el primer momento que la ves, como nos pasó a nosotras. Y ya hay personas que han venido a comprar y han repetido, por lo que vamos haciéndonos con nuestra clientas y más que seguro vamos a hacer, porque TraKaBarraKa no deja indiferente a nadie.
Los probadores, ¡monísimos y amplios!
¿Estáis abiertas a ir incluyendo más diseñadores en vuestra selección?
Ese es un tema que llevan directamente Olatz y Ana, que para eso son las diseñadoras, pero siempre están abiertas a incorporar firmas que tengan que ver con nuestra filosofía de ofrecer algo nuevo, diferente y original, manteniendo siempre una buena relación calidad-precio.
¡Una cofia! Muy acorde con las series británicas de moda. Para las guapas atrevidas.
Hay que tener mucho entusiasmo para abrir un negocio con esta crisis que nos ronda y vosotras lo derrocháis, así que os damos la enhorabuena por inyectar optimismo y color a nuestra ciudad. ¿Qué consejos le daríais a otras personas que estén dudando si lanzarse o no al abismo del mundo empresarial?
Hombre, es cierto que cuando te pones con ello la realidad asusta un poco, son muchas cosas, buscar local, hacer obras, tema de licencias con el Ayuntamiento...no todo es de color de rosa, esa es la parte fea de poner un negocio, pero cuando se confía tanto en lo que se va a ofrecer a la gente, creemos que hay que lanzarse y aconsejaríamos a todo el mundo que lo hiciera. Lo nuestro fue algo intuitivo, no hicimos ni estudio de mercado ni nada (que siempre es aconsejable hacerlo), simplemente nos enamoramos de TraKaBarraka y cuando las cosas las haces con el corazón, al final, tienen que funcionar. Y como decimos nosotras, si pasamos esta mala época de crisis, luego podremos con todo!!!!

¡Muchísimas gracias, chicas!
Mil gracias por todo y muchos besos!!! 


Con Ana y Nines. Chicas, ¡gracias por todo!
¡Ay, qué penita da irse de aquí y volver al gris ciudad! Me consuela que el buen tiempo está a la vuelta de la esquina y que podré lucir morena uno de sus vestidos cubiertos de setas de color rosa chicle.
Y me despido, no sin antes recordaros las direcciones que hoy os recomiendo:

Trakabarraka
Dos de Mayo, 3.
48003 Bilbao.
Teléfono: 944 168 358.

Trakabarraka
Pez, 36.
28004 Madrid.
Teléfono: 91 523 28 30.

Si alguna lectora quiere que le envíe el catálogo de la firma con la colección primavera-verano en pdf, no tiene más que pedírmelo a contacto@unefrivolite.com. Y si algún lector lo quiere, ¡también!
¡Hasta pronto a todos y un beso! ¡Feliz lunes!

Sylvie Tartán.