Páginas vistas en total

domingo, 20 de marzo de 2011

En un lugar de La Mancha, de cuyo nombre sí quiero acordarme. (Parte I)

Queridos amigos, ¡hoy es sábado! Me despierto y lo primero que hago, como siempre, es comprobar el color del cielo. ¡Hoy es de un intenso "Azul Madrid"! El día ya promete.

Ni una nube en el horizonte. "Gran Hermano" vigilando...
A pesar del cielo madrileño, me escapo de la ciudad. ¡Nos vamos a Valdepeñas! Me ha invitado una de mis mejores amigas a pasar el fin de semana con su familia. Numerosa, adorable, llena de hermanos, nueras y sobrinos, en plan "Con ocho basta", la serie televisiva que veíamos en los años 70. ¡¡Qué divertido!! Se lo digo a mi coche mientras guardo una maletita de fin de semana en sus entrañas y él también lo celebra.

Ojo a los pantalones tobilleros, son un hit de la temporada. Los míos de See by Chloé.
"¡Por fin podemos rodar en autopista, yuuupiiii!", me dice, utilizando una expresión que, sin duda, yo le he contagiado. ¡Ay madre! Qué éste no se acuerda de lo de los 110 y se me ha emocionado. Le echo el jarro de agua fría y es como si le hubiera metido en un túnel de lavado del que sale tiritando. Y ten cuidadín, le comento levantando el dedo índice, que quiero regresar con mis puntos íntegros y sobre todo, sin deudas a la DGT. Me pregunta el porqué de esta medida y le digo  que en principio es para ahorrar combustible. "Será tacaña", murmura por lo bajo para que yo no le oiga. Pero le aclaro que no soy yo la que la ha impuesto. "Y si me descapoto, ¿no consumimos mucha más gasolina? ¿Nos meterán entonces en la cárcel directamente a los dos?". Es increíble que mi coche tenga estos razonamientos tan inteligentes, deberían darle un ministerio.
Foto de Nuevos Ministerios, complejo gubernamental en Madrid, www.fotomadrid.com
 Le comento que esté calladito, que no todas las normas funcionan con la lógica y que a veces se dictan con otros fines sutilmente distintos a los que vienen en el Preámbulo. Sin entender absolutamente nada decide aceptarlo, eso sí, con el miedo en el chasis ante tanta amenaza. Y arrancamos en este día tan primaveral escuchando una canción que parece hecha a medida para hoy, "Beautiful day" de U2. www.youtube.com/watch?v=co6WMzDOh1o.
A mitad de trayecto nos adelanta un Aston Martin, www.astonmartin.com, nos echa un guiño (¡qué salao!) y nos sonríe con resignación, va a 140 km/h y nos parece una velocidad supersónica. Le devolvemos el saludo con cierto complejo, ¡qué bonito es! Al poco rato nos cruzamos con un precioso Citroen negro de principios del siglo XX.  Éste no nos sonríe porque ni siquiera nos mira.  Se lo tiene muy subidito (¡si es que parece un Rolls Royce!) pero se lo perdonamos porque tiene motivos. Y seguimos hasta llegar a nuestro destino, Valdepeñas, en Ciudad Real, Castilla La Mancha, la tierra de don Quijote.
Reitero, el día promete.
Hechos los saludos pertinentes a tan cariñosa familia, adjudicada mi habitación y descansado un poco, cae la noche con una luna espectacularmente grande y brillante porque está tan cerca que casi roza la Tierra.  ¿La habéis visto? Decidimos que la visión de esa luna es para celebrar y nos vamos de vinos por esta denominación de origen.
La base de operaciones es la plaza del pueblo, la Plaza de España, donde se encuentra el Ayuntamiento, la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción y otros edificios emblemáticos.

La susodicha plaza está acorralada por numerosos restaurantes y bares, todos con sus barriles o mesas fuera, para que la gente pueda beber, comer y charlar al aire libre. Y esto es así de toda la vida, no ha sido influencia de la Ley Antitabaco.

Decidimos entrar en La Taberna de Iván. ¿Qué tiene de especial? ¡Ahora os cuento!

Pedimos unas cañas y como tapita, para ir abriendo boca, nos ponen ESTO. 
Tres deliciosos bocalliditos de bacon con patatas fritas. Así, para acompañar un poco, para que no caiga el alcohol en el estómago vacío, no vaya a ser que nos siente mal. Y lo que se nos cae es el régimen a los pies y decidimos entregarnos al placer de forma desmedida y sin remordimientos.
Tras engullir nuestro primer "tentempié", nos dirigimos a Casa de Gavilla. Aquí ya nos decantamos por unos vinos. ¡Y no cometeré el error de pedir un Rioja como ya he hecho otras veces! ¡¡No se os ocurra!! En tierra de Valdepeñas, tierra de vinos por excelencia, no está muy bien visto hacer esto. 
 Pedimos unas copitas de un reserva y de tapa, nos caen pulgas de jamón ibérico con setas como acompañamiento.

Después de esta pequeña bacanal gastronómica, hemos quedado para cenar en casa un arroz negro de Ágape, www.agapecattering.es, tienda y cátering especializado en gastronomía nacional y ubicado en pleno centro de Valdepeñas. Absolutamente delicioso y al dente, como tiene que ser.

¡Y ya no puedo más! ¡Necesito un postre y zanjar el tema cuanto antes! Mi mamá adoptiva de fin de semana se presenta con una bandeja llena de pasteles: Miguelitos, palmeras minúsculas de chocolate, tartaletas de manzana, suizos, donuts caseros...  Pruebo un trozo de cada, este postre golosón me vuelve loca.
Este blog está en contra de obsesionarse con la delgadez y a favor del disfrute de la vida.
Y todo lo bueno se acaba. Snif. Llega el domingo y me tengo que despedir, prometiendo volver en cuanto baje los dos kilos que he engordado este fin de semana. ¡Me lo he pasado bomba! Mi coche también. Ha estado conversando con los miembros del parque móvil de la familia, contando anécdotas exageradas: Que si yo he adelantado a éste, que si yo consumo lo mínimo, que si a mi me acaban de comprar, que si yo me ducho un día sí y otro también...
Y regresamos los dos a Madrid. Yo gordita y feliz y él encantado de llevarme tan contenta a mi hogar.
Como siempre, os dejo las direcciones y os recomiendo que visitéis esta hermosa tierra.

La Taberna de Iván.
Plaza de España, 9
13300 Valdepeñas (Ciudad Real)

Casa de Gavilla
c/ Juan Alcaide, 16
13300 Valdepeñas

Ágape Cattering
c/ Capitán Fillol, número 5
13300 Valdepeñas

Pastelería Pilar
c/ Castellanos, 114, bajo.
13300 Valdepeñas

¡Besitos, feliz semana y comed bien!

Sylvie Tartán.

16 comentarios:

  1. Te vas a poner"redonda"con tus"findes"gastronómicos.Menos mal que tienes buena genética.

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué buena pinta todo! Una idea excelente tus andanzas gastronómicas.

    ResponderEliminar
  3. Hemos pecado de lo lindo este fin de semana Sylvie... Y eso que aún nos queda la segunda parte.
    Eso sí, te prometo que habrá más ensaladas y menos pasteles; aunque seguiremos disfrutando del bullicio familiar y de tu companía. Vuelve pronto!! Besos

    ResponderEliminar
  4. ¡Cómo te lo montas de bien! ¡Y qué bien comes! Cualquiera lo diría viéndote con esos pitis...jaja.
    Me encantan las entradas en las que participa el parlanchín de tu coche. ;-)

    ResponderEliminar
  5. ¡Muchísimas gracias por vuestros comentarios! Deseando volver, ¡por supuesto! Porque habrá una Parte II por lo menos.
    Mi coche se echa unas buenas peroratas. Yo sólo pongo en el blog lo que puede interesar para la entrada. ¡Feliz lunes!

    ResponderEliminar
  6. Estoy de acuerdo,tu coche merece un ministerio(no sé cual le gustaría,pero lo haría bien)............Y tú,el de cultura...Sería genial.

    ResponderEliminar
  7. Hola Sylvie son las 11 del mediodía y con todo lo que has comido este fin de semana... me está entrando un hambre horrible.

    ResponderEliminar
  8. Buenos días sylvie
    Estoy esperando a que un día vengas por aquí, para que nos descubras los placeres culinarios de la zona.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Me encanta tu coche ..haría buenas migas con el mio,que ...aunque bastante mas viejo...tiene mucha marcha..y lo que es más ...es fiel hasta la muerte! :D
    Que tapas más ricas y abundantes..dan ganas de comer solo de verlas ^^
    Como siempre me encanta leerte Silvy!
    un beso!

    ResponderEliminar
  10. Cuando tengas 4000 visitas, que vas a regalar, ja, ja, ja ¿unos vinitos de Valdepeñas?

    ResponderEliminar
  11. Gracias mil por vuestros comentarios. Desde luego hoy no voy a tomar ensalada, que seguro qeu no es sano saltar de un tipo de comida a otro así de golpe.
    Mi coche es "fantástico" y tiene mucha labia. Le diré que ha tenido éxito hoy.
    Cuando tenga 4.000 visitas os mandaré un beso mucho más grande de lo normal a todos mis lectores.
    De momento, ahí van unos pequeños. ¡Besitos!

    ResponderEliminar
  12. Me gusta la gente que disfruta con los placeres de la mesa,me siento identificada y no un "bicho raro".Aunque no nos das recetas,tomo nota por las fotos.¡Vivan los cocineros-as y los-as cocinillas!

    ResponderEliminar
  13. Hay gente que sabe vivir, gente que tiene estilo y gente que tiene tipazo. Y desde lo alto, ingenuos aprendices, a todos ellos los contempla Sylvie Tartán, dama gurú de la dolce vita del nuevo milenio.

    ¡Tomen nota!

    ResponderEliminar
  14. "Este blog está en contra de la anorexia" dijo Miss Huesitos ajaja es broma!! es simplemente envidia sana de la perfecta combinación que hacen los dulces con tu metabolismo!!un besito!!!

    ResponderEliminar
  15. Bendito estómago tienes.¿Despues de todas esas ´riquísimas tapas,engulles ese sabroso arroz?.No hay derecho...Te envidio.Yo tomo una aceituna y ya engordo...¡Que suerte!

    ResponderEliminar
  16. ¡Muchas gracias por vuestros comentarios! Todos me ruborizan... ¡un beso fuerte!

    ResponderEliminar