Páginas vistas en total

lunes, 30 de julio de 2012

¡¡De vacaciones!!

Relativas...

Estilismo de Sylvie Tartán por Amai Rodríguez: Flores H&M, gafas Chanel, traje de baño La Perla, blazer BDBA, sandalias Prada y  portátil vintage Dell.

¡¡¡Besitos, queridos lectores, y muy feliz verano!!!

Sylvie Tartán.

miércoles, 25 de julio de 2012

Le Monde Summer News. Tu periódico del verano.

Editorial.
Afortunadas criaturas que estáis ya de vacaciones, los que todavía permanecemos en la ciudad embadurnados de alquitrán a cuarenta y cinco grados y no de crema bronceadora, seguimos trabajando para daros noticias. En verano ya se sabe que es más difícil rellenar un periódico y hay que tirar de sucesos estrambóticos, crónicas de dudoso interés, aniversarios y tradicionales reportajes de cucurucho y helado. No queremos dejar mal al resto de publicaciones y romper la tradición, así que nos sumamos a esa corriente de periodismo ligero pero necesario. Y aunque una está clavada a la ciudad como los cimientos de sus edificios, se ha trasladado por unas horas al campo para saber qué se siente estando de vacaciones. ¿Me servirá este simulacro para encontrar inspiración?

Vuestra "dire" favorita descansando tras andar... ¿dos metros? Camiseta de Katharine Hamnett,  falda vaquera de Divina (el descubrimiento de este verano), Hasbeens, sombrero Carmen Hernán y cesto de "puf, no me acuerdo".
Desde el bosquecillo del Parque Natural de Peñalara y con el ordenador portátil metido en una cesta, comenzamos este número especial espolvoreando gotitas heladas de summertime a través de nuestro fluflú informativo.

El tiempo.
Una de las noticias recurrentes en estas fechas es el tiempo. Que si hoy es el día más caluroso del siglo, que si ayer fue la noche más seca del lustro, que si viene kalima del desierto, que si en Galicia han encontrado el Códice pero ahora lo que buscan es el verano... El tiempo es una de las secciones más consultadas en esta época del año. Aunque reconocemos la gran importancia mediática de la climatología en general, hoy os vamos a hablar del "time" que se mide con un reloj y no del "weather" que se mide con isobaras. Para ello,  nos acercamos al mundo de los relojes con una marca italiana que, cómo no podía ser de otra manera, tiene unos diseños espectaculares y es una de las favoritas de celebridades de la talla de Madonna, Alicia Keys, Karembeau... y hasta el mismísimo icono de la elegancia política Michelle Obama. Esa firma es  "Toy Watch".  Y yo no sé si toy watch o toy enfadada o toy triste o toy cansada, pero sí sé que toy en el bosque, así que inspirándome en los árboles, en la jungla visitada en épocas pasadas y en toda suerte de entornos naturales, verdes y en continuo movimiento, os proponemos estos modelitos de su colezzione Imprint.

Print de madera para mimetizarte con los árboles.

Print de pitón para mimetizarte con esa serpiente que ronda tu hamaca.

Print de camuflaje por si vais de caza, pesca o Dios sabe qué.
Y no, no tenéis que iros hasta Italia a buscar vuestro "Toy Watch". Yo toy en España y lo puedo comprar en un buen puñado de ciudades. Consultad aquí lo puntos de venta. Si preferís boutique de la marca tendréis que hacer el sacrificio de desplazaros hasta Puerto Banús.

Ciencia y Ecología.
¿Existe mejor inversión para una mujer que la compra de un bolso que le va a durar toda la vida? Algunas de vosotras responderéis que sí, que no podemos olvidarnos de los diamantes. No os vamos a llevar la contraria pero hoy vamos a sugeriros, ya que estamos en el bosque, el precioso Amazona de Loewe verde bosque. Este cachorrillo de la emblemática firma, con nombre de ambientador fresh, es un pequeño lujo que reporta, os aseguro, grandes dividendos en forma de alegrías estilísticas.


Adorrrrro estos arrrrboles con brrrrrazos porrrrrtando Loewes.

Lo podéis adquirir en tiendas Loewe repartidas por territorio nacional e internacional, a través de su página web, en distribuidores autorizados y también en los bosques, siempre deseosos de encontrar un nuevo hogar junto a vosotras. Así que ya sabéis, si elegís la última opción, este otoño nada de ir a buscar setas ni Rolex, a buscar Amazonas como neuróticas.

Uno encontrado en el bosquecillo del Pazo de la Saleta.


Usos y costumbres. 
Ya lo hemos dicho más de una vez: ¡Adoramos ir de picnic! Una actividad que bien hecha puede resultar de lo más cool. Para que así sea, no es necesario moverse de la ciudad ya que podemos acogernos a la modalidad "picnic urbano". Eso sí, tampoco os pongáis a hacerlo en una rotonda ajardinada por muy grande que ésta sea porque despistaríais a los coches que están circulando y, seguro, se produciría algún accidente.  Y eso no lo queremos. Lo ideal es un parque bucólico, romanticón y, sobre todo, amplio dónde no llaméis la atención por extender mantel y pisar cesped con gracia. Imprescindible dejar ese trocito de finca, ya sea rústica o urbana, en el mismo estado en que lo encontrasteis.


Botero, el gran Botero. Me chiflan los estilismos.

Para ir de picnic también es importante estar dispuesto a comer en el suelo si no, no hablamos de picnic. Recordamos: mantelito de cuadros o del estampado que más os guste pero que sea sufrido, platos de melamina, plástico, cartón o algún que otro material ligero (no me vayáis con La Cartuja de Sevilla), algunos productos delicatessen para que la gente vea que no estáis comiendo de baratillo y que esto de comer en el suelo no es por necesidad sino por esnobismo, y lo fundamental, botella de champagne o vino con su funda enfriadora. Todo eso a la sombra de un árbol y en buena compañía. ¡Un lujo! 

Vajilla ideal para Picnic de melamina en Zara Home.
En cuanto a vosotras, vestíos en plan "lady" pero con complementos cómodos y campestres: cesta, sombrerito de paja, alpargatas, falda de vuelo, moño alto, pañuelo en la cabeza y/o grandes gafas de sol. Por favor, nada de renunciar al chic por estar sobre el cesped. ¡Eso, jamás!

Fotograma de la película "Picnic en Hanging Rock" dirigida por Peter Weir (1975). 

Cuña de Maria Mare a la venta por precio espectacular en Lolita Blu.

Y vosotros chicos, pues lo propio, unos chinos, una camisa de algodón o lino... o sea un look casual pero elegante, nada de cosas raras en plan floreados hawaianos, camisetas surferas y estridencias similares. Hay que armonizar con la Naturaleza y ella nos pide que pongamos algo de nuestra parte. Colores suaves, tejidos naturales... y  botella de vino o champagne. ¿Esto ya lo he dicho, no?

Fotograma de "Picnic" de Joshua Logan, año 1955.

Y si además después podéis echar mano de alguien para retozar ("travesear con desenvoltura" según la R.A.E. nada de cosas más allá de eso, recordad que estáis en un lugar público) o apoyar la cabeza para una buena siesta, el picnic habrá sido absolutamente perfecto. 
¿Que no tenéis ni esto, ni parque bucólico ni ganas de seguir la tendencia picnic? Sólo me queda proponeros esta bandeja para que depositéis la comida en ella a la luz de una solitaria y triste bombilla de vuestro apartamento. Menos da un pedrusco.

A la venta en Que lo vendan.com

Cultura. Moda.
Cuando bajo a la piscina (zona verde, con lo cual aceptamos el tema para este artículo) siempre paso antes por mi buzón. Normalmente facturas, ninguna carta de amor y, de vez en cuando, publicidad más chic que choc, todo hay que decirlo. Más Loewe y Jimmy Choo, que cerrajeros y fontaneros de la zona. 
La cuestión es que hoy he bajado y me he encontrado el catálogo de Chanel dirigido a Madame Sylvie y procedente del número 29-31 en Rue Cambon, Paris. Al fin, una pequeña alegría entre las cuatro paredes metálicas de este receptáculo. 


A lo mejor estoy equivocada, pero creo que es la primera vez que Chanel envía su catálogo con un suplemento de precios, ¿será para evitar sorpresas una vez desplazados al punto de venta? No lo sé, pero me parece interesante esto de saber qué cuesta exactamente cada cosa y no ir allí en plan gincana sin saber qué te vas a encontrar y por dónde te van a acuchillar. Al menos saber a qué órganos vitales tenemos que renunciar.

Lista de precios.

Las fotografías son de Karl y los modelines de la precolección otoño-invierno. Huele bien, calidad de papel excelente, combinación de colores agradable y además va cosido. 




¿Y qué tenéis que hacer para formar parte del selecto club que recibe estas cartas-recoge-babas en el sentido literal del término? Sólo tenéis que compraros algo en Chanel, o sea, convertiros en clientes, y automáticamente entrareis en el mailing recoge-babas con el que disfrutaréis de estos anticipos de glamour francés, en formato papel.

Salud y Belleza.
La salud es bella y la belleza es salud. Creo que me está afectando el calor y los once meses que llevo sentada frente al ordenador. Pero voy a intentar explicar esta frase. 
Lógicamente si estáis sanos estáis más guapos. Calladitos, seguramente también, pero esta es otra historia. 
Cuando estamos enfermos o con carencia de vitaminas perdemos belleza. Y si estamos bellos suele ser indicativo de salud interior, que no mental. 
¿Y para qué os suelto yo esta perorata? Pues para hablaros de una crema. No hace milagros, para eso Fátima, Lourdes o el doctor que operó a Teresa Fernández de la Vega, pero ayuda a que las arrugas actuales tengan mejor aspecto, previniendo además la aparición de otras nuevas. Os hablo de La Prairie y su contorno de ojazos anti-aging.

Botecito de contorno de ojos de La Prairie sobre plato de Versace.

Si a pesar de llevar gafas de sol al campo, a la playa, al monte, a la montaña... seguís regañando los ojos y frunciendo el ceño, esta cremita maravillosa, que no milagrosa, mantendrá vuestra piel hidratada en cualquier circunstancia las doce horas que dura el día. Para mi, la mejor del mercado y la única capaz de conservar la humedad en esa delicada zona de mi desértica epidermis. Arruguitas seguiréis teniendo pero al menos la piel tendrá mucho mejor aspecto. 

Collar de Isidoro Hernández exclusivo para Sylvie Tartán envolviendo la susodicha crema.

Y, ¿qué tiene que ver esto con el tema que hoy nos ocupa? Pues tiene que ver y mucho. Cuando salgais al espacio exterior donde los rayos solares inciden en nuestro rostro, esta crema os protegerá el contorno de ojos con su factor 15. Además os aportará elasticidad e hidratación continua.  En fin, otro secreto que se va al traste. Creo que ya no me queda ninguno más por contaros. Amén.

Obituario.
Nadie se ha muerto, tranquilos;  ni yo, ni nadie que conozca personalmente gracias a Dios. Pero sí ha muerto mi aventura campestre. Por eso regreso a la urbe, a la polución, al asfalto y a los rascacielos. Pero no por mucho tiempo. Me voy de vacaciones y conmigo toda la redacción que hace posible que purguemos nuestras almas y pecados. Hay que recordar que este espacio virtual nació para eso, para limpiar malas conciencias. ¿Se nos ha ido de las manos? Pues sí,  ahora damos consejos, primero para ensuciarlas y luego para lavarlas pero es mucho más divertido.

Ánimas sufriendo del Monasterio de Poio (Pontevedra). ¡Qué calor!
Nos despedimos, pues, hasta septiembre. Pero, ¡ojito! Todavía nos queda por hacer nuestro posado  veraniego la próxima semana. ¡Obregón échate a temblar! Y así temblamos juntas...

Riquísimo cóctel de maracuyá de la terraza de Cuevas del Sandó.
Continuaremos  no obstante, al ralentí, unos días más en facebook y  twitter.
Os rogamos que intentéis pasar el mejor verano de vuestra vida  ya que puede ser el último. ¡Tenedlo siempre en cuenta!

¡¡¡Abrazos, besos y achuchones, queridísimos amigos!!!

Sylvie Tartán.

jueves, 19 de julio de 2012

"La Tournée des Restaurants & Bistrots". (Nº 8)

Queridos lectores,  volvemos a meter el dedo en la llaga o mejor dicho en el agujerillo del estómago. Ya tenéis en vuestras manos un nuevo número de La Tournée des Restaurants & Bistrots, la guía que se ocupa de asesoraros en esto del comer y descubriros lugares nuevos donde hacer, de la manera más grata y placentera posible,  tal actividad. La única, por cierto, que no podemos dejar de practicar aunque caigan chuzos económicos de punta so pena de morirnos de inanición. Así que, sea carne o pescado lo que a los señores les guste (y va en los dos sentidos), zánpense hoy todo lo que quieran que nunca se sabe lo que puede ocurrir mañana.


Bonitas truchas con jamón pescadas por papá y mamá. 
¿Qué eso es "Pan para hoy, hambre para mañana"? Puede ser, sí, pero nosotros preferimos "más vale pájaro en mano que ciento volando".  El refranero es lo que tiene, seas como seas, siempre te apoya. ¡Ole por la cultura española!

Deliciosa picanha  ingerida y deglutida en Rubaiyat, Madrid.
Y no hay de qué preocuparse. Aunque tengamos que poner fotografías de archivo o tengamos que retratar un par de huevos fritos con pan porque la cosa no da para más, prometemos seguir aquí, hablando de los placeres culinarios, en nuestra cita periódica. 
Hecha esta advertencia tranquilizadora, entramos con el nuevo número: ¡Acción y guarnición!

1. Hoy viajamos a la rías gallegas, en concreto a Sangenjo (Sanxenxo en su versión oficial) en la provincia de Pontevedra.  En nuestra "Marbella norteña"  se come de maravilla pero como en todos los sitios, hay que saber a dónde ir si quieres que tu experiencia gastro-cerebral sea del todo satisfactoria.


La famosa sirenita sanxenxera.
Es aquí donde encontramos uno de los hoteles con restaurante más conocidos por todos los que, en algún momento, hemos veraneado o veraneamos a este lado de la costa española. Hablamos de Rotilio
Su restaurante es y ha sido desde hace décadas de los más codiciados pero ahora podemos disfrutar de "La Taberna de Rotilio" en su versión tapiplato. Acompañadme y estaré encantada de explicaros en qué consiste esta nueva versión de las maravillas de Rotilio.


Fachada del edificio que alberga restaurante y hotel. Emplazamiento privilegiado equidistante de la playa y del puerto deportivo.


Sylvie antes del festín. Después no se permiten fotos. (Top lino Adolfo Domínguez. falda Eyedoll, bolso Miu Miu y sandalias Prada y gafas Ray-Ban)
¿Y qué es eso de los tapiplatos? Pues un híbrido (ahora que están tan de moda) entre el plato, plato, que diría Arguiñano y la tapita española. Sinceramente, se acercan más a los platos que a las tapas por eso lo ideal es compartir. Comparte, reparte y llévate la mejor parte. Volvemos al refranero aunque sutilmente variado al efecto.


Rico albariño de Sangenjo:Bodegas Eidos
Con un servicio simpático,  profesional y bien educado (camareros de la tierra y de otros lares tan lejanos como Huerva), La Taberna de Rotilio ofrece la carta tradicional y estos tapiplatos que evitan que tu tarjeta de crédito haga demasiado ejercicio ese día, caiga desfallecida y se busque a otro dueño más solvente. Podrás pedir hasta postre sin ningún riesgo adicional y además podrás elegir interior o terraza según tu preferencias. 


Tapita  de sabrosones boquerones, cortesía de la casa.

Dos tipos de pan. El ortodoxo y el "con pasas", ambos para no parar de mordisquear.
Tapiplatos como, agárrense a la silla, pizza artesana de pulpo a feira, ensalada templada de codornices, falsa empanada de bacalao con pasas (nos quedamos con las ganas de saber qué era), patatas rellenas de mistura marina, setas confitadas con huevo escalfado, foie de rape y vieiras (en la foto)...

... hamburguesa de mar, cuenco de berberechos al vapor, horneado de la huerta con queso de rulo de cabra (en la foto)...

... abanico de ibérico con queso del Cebreiro y compota de tomate, empanada de vieiras (en la foto)...


... y el plato estrella: ZAMBURIÑAS HORNEADAS, ¡Dios las bendiga! Para chuparse los dedos y limpiar el plato sin dejar rastro. ¡Un auténtico manjar! No dejéis de pedirlas. Sólo por ellas, merece la pena venir.


Tras estos "sencillos" y resultones tapiplatos, los postres no se quedan atrás. Si sois varios podéis hacer lo mismo que nosotros, convertir los postres en tapipostres para poder probar los más suculentos:  Milhojas de queso y membrillo, filloas rellenas de mousse de castaña y aguardiente tostada y, la que no puede faltar nunca, una rica tarta de chocolate. Chupitos varios y a dormirla.

Buenísima.

Excepcionales. No aptas para abstemios.

Finas lenguas de queso entremezcladas con láminas de membrillo. El popular "queso con membrillo" pero presentado de manera elegante.
Os lo recuerdo, "La Taberna de Rotilio" en Sangenjo, (Pontevedra), en Avda/ do Porto, 7 y 9. Teléfono 986 720 200.
Mail: hotelrotilio@hotelrotilio.com
Nosotros ya estamos reservando mesa para las vacaciones.

2. Y regresamos tras nuestra siesta post-chupitera al Aeropuerto de Vigo, un lugar donde te puede esperar una aventura inquietante, una experiencia para no dormir o simplemente, no ocurrir nada. Os aseguro que ésta última es la mejor opción sin lugar a dudas. 
Allí tomamos un avión rumbo a la capital ya que no hay más remedio que trabajar de lunes a viernes para financiarnos nuestros caprichos porno-gastronómicos. 

Sobrevolando los bonitos polígonos industriales de los alrededores de Madrid.

Tras separarnos de los brazos de nuestros progenitores por enésima vez, necesitamos que también aquí alguien se ocupe de nosotros. Así que, en cuanto bajamos del avión, nos dirigimos a "Olivia te Cuida", una pequeña estancia, en la concurrida zona de Alonso Martínez, donde te dan de comer de manera sana para que oxigenes tu cuerpo y depures todas las toxinas que se han podido generar tras los excesos en Galicia.




Mamá Olivia tiene una carta deliciosa y sanota cuyos platos se comen en una mesa comunitaria o bien en minúsculas y escasas mesitas de alrededor. Sólo hay cabida para un puñado de personas así que todos estamos muy juntos. Pero como allí a lo que vamos es a ser mimados, se establece una cierta empatía entre todos los comensales. Y os aseguro que son muchos, porque aunque el local sea pequeño, no deja de entrar gente mona y chic de todas las edades, ansiando los cuidados de Olivia.


Y aquí también decidimos compartir:
Ensalada de rúcula con cecina, higos asados con queso de Valdeón (queso azul del Valle de Valdeón, en la provincia de León)...




Cuscús ecológico a la menta con garbanzos, tomates confitados, tomate cherry, pasas y albahaca.


Atún en costra de cilantro e hinojo con salsa fresca de mango, pimiento y hierbabuena.

Y de postre, mousse de chocolate con frambuesa y tartaleta de frutos rojos por eso del antioxidante.



Y a mi este sitio tan cuco se me antoja ideal para celebraciones familiares o de amigos entrañables. Pequeño, acogedor y decorado con buen gusto minimalista y sin estridencias. Pensado sólo para que repongas fuerzas si estás de tiendas por la zona, para limpiar tu organismo y sobre todo para disfrutar con cosas sanas. ¡Qué sí, que se puede! ¡Os lo dice una adicta a la carne y a la grasa!


El local acogió antiguamente un bar pero los actuales propietarios cambiaron todo. El resultado perfecto.

Tras la comilona y contraviniendo mis normas, me dejo fotografiar con la artista Bárbara Rodríguez Beldrón y con pitillos de H&M, cuerpo de Cerezas, Swedish Hasbeens, Speedy Louis Vuitton y collares Carmen Hernán.
Si queréis que os cuiden y, si como yo, no tenéis a vuestra mamá cerca, aquí os dejo la dirección de:
Olivia te Cuida.
Calle Santa Teresa, 8. 28004 Madrid
91 702 00 66
oliviatecuida@gmail.com

O si, por el contrario, queréis llevaros los cuidados a casa, también aquí podéis pedir comida para llevar. Per portare vía, que dicen los italianos. También tienen servicio de cátering (deneuve).

3.  Al día siguiente, teníamos que volver a comer, costumbres del primer mundo que deberían generalizarse en otros países. En fin... El caso es que no fue ningún trabajo buscar otro lugar cómodo, encantador y con buena relación calidad-precio. Nos fuimos a  La Mucca de Pez.
Situado en la plaza de Carlos Cambronero (al lado de la calle Pez) ocupa una antigua tahona que llevaba décadas clausurada. Por suerte, alguien se hizo con el local, lo aclimató y allí, distribuido en diversas estancias, con barra y con maravillosa terraza,  ahora dan de comer a la carta o con un menú que no obliga a hacer gran desembolso.

Esa chica y ese modelito me suenan ¿Trakabarraka?
En este restaurante, hemos comido dentro y hemos comido fuera. Particularmente,  me quedo con la terraza. Acogedora y con ese toque simpático que te da la inclinación del suelo al más puro estilo torre Pisa. Rodeada de bonitos edificios típicos de la arquitectura madrileña malasañera, es uno de esos rinconcitos donde te sientes a gusto y en el que merece la pena aposentarse durante un rato tranquilo con amigos o en la compañía de los gorrioncillos que pululan por allí en busca de algo que llevarse al pico.


¿Y qué manjares podemos degustar en La Mucca de Pez? Desde un solomillo, hasta una merluza, un tataki de atún,  pasando por pizzas variadas, ensaladas, pimientos de Padrón (¡no, "del Padrón", please, que Padrón es un pueblo no un censo!)... y el menú del que os hablaba, que, a buen precio, incluye bonito entorno. Pero si preferís el interior de vuestra casa y fregar vosotros los platos, no serán ellos quienes lo impidan. También tienen comida per  portare via.

Ensalada verdísima.

Pollo al limón con patatas panadera.

Tarta de queso.
Recordad, La Mucca de Pez.
Plaza de Carlos Cambronero, 28004, Madrid.
91 521 00 00
lamuccadepez@gmail.com
Y como la comida os ha salido bien de precio, ¡a gastar en las tiendas de la calle Pez! 

4.  Agotamiento. Ya sólo nos entra una cervecita a media tarde. Por allí cerca está Martínez, Bar Martínez. Y no, no es que aquí no den de comer, ¡es que ya no podemos más! En lugar de días de vino y rosas esto se está convirtiendo en días de vino y morsas. 
En fin, volvamos al tema, volvamos a Bar Martínez, en la calle Barco, 4, de Madrid.



Detalle de una de las lámparas.
Martínez es un precioso local de cockteles, tapitas, copas con licores premium, elixires caseros, cervezas frescas... y todo ello te lo sirven además, como colofón, sobre muebles antiguos originales de La Mansión del Fumador, un estanco que llevaba décadas abierto en la Gran Vía y que cerró dando paso a la famosa doña Manolita.



Todos los detalles, todas las esquinas están decoradas con esmero y al estilo de los grandes bares de la "Edad de Oro". Así que aquí no sólo sacias tu sed de bebidas espirituosas sino que también disfrutas de un lugar agradable, de estética cuidada y diferente.



Salvo el domingo que cierra a la 1 de la madrugada, el resto del día lo tenéis abierto hasta las 2.30 de la mañana.  También podéis venir a tomar su brunch los domingos, ya sabéis, eso que mezcla el desayuno y la comida todo en uno para los que no madrugamos el Día del Señor y queremos las mínimas complicaciones posibles.


Entre sus tradicionales bebidas se encuentran los granizados (¡los hay de mango!) que tanto gustito da tomar cuando la temperatura ronda los 40º y tu cuerpo pide salsa pero también líquido frío que compense acaloramiento y escasez de hidratación. Por dos euros consigues todo eso y si no te conformas, echan, por tres euros más, un chorrito de alcohol al granizado. Así podéis sonreír con cara de buenos y vuestro granizado en la mano sin que nadie sospeche que estáis abandonándoos a la mala vida.





Esta semana además, jueves, viernes, sábado y domingo, o sea, del 19 al 22 de julio, tendréis a la venta en este espacio, bolsos, sombreros y turbantes made in Carmen Hernán. ¡Una buena excusa para acercarse!


Hasta el suelo de "panal" nos gustó.

Recordad, Martínez Bar, en calle Barco, 4. 28004 Madrid.
Teléfono: 91 080 26 83.



5. Y cerramos con broche de oro, pendientes de brillantes y ya por pedir, con vestido de alta costura de Dior de los de Galliano, of course! ¿Os acordáis del Hotel Novavila del que hablábamos hace un par de semanas con ocasión de la exposición de las colecciones de Manolo Blahnik y Philip Treacy? Pues volvemos a ese hotel digno de mención separada y también de visita obligada si algún día queréis buscar una estancia de lujo y con encanto en  Pontevedra. Concretamente en Santo Tomé de Nogueira- Meis. 

De cuento.
Estoy segura de que si venís por aquí siguiendo las recomendaciones de esta guía, no os arrepentiréis. Todo lo contrario. Las fotos no hacen justicia a este rinconcito lindo, gallego y lleno de buen gusto y vanguardia.

La biblioteca con precioso sofá Chester.

Publicaciones sobre moda, ¡que no falten!
Todos los objetos que podéis ver en este hotel se pueden comprar ya que sus propietarios ostentan también la titularidad de una de las mejores tiendas de decoración de España Vilanova Peña, cuya visita (está cerca) también os recomiendo ya que allí estarán encantados de recibiros aunque no tengáis pensado comprar nada. Además para los amantes del vino, entre los que me encuentro, tienen una sección amplia dedicada al tema, con un montón de artilugios y monerías ad hoc.


La tienda donde podéis comprar vino, velas de albariño, libros...
Como os comentaba hace días, este hotel es un eno-hotel para los latinos o wine hotel para los anglosajones. La familia Vilanova Peña no sólo adora el vino sino que también lo elabora. Con vino propio, tienda y lo que os voy a contar ahora, es el lugar ideal para desaparecer unos días del mundanal ruido y entregarse a los placeres mundanos pero refinados.

Un porche para desayunar, merendar... con mucho estilo.

Detalle de la lámpara.
El hotel dispone de cinco habitaciones matrimoniales, cada una de ellas, con el nombre de un tipo de uva. Así tenemos la habitación Albariño, Loureiro, Treixadura, Caiño y Espadeiro. Y para los independientes, habitación individual con el nombre de "Mencía". Todas decoradas con un gusto exquisito, todas diferentes entre sí y todas fácilmente reproducibles en vuestra casa ya que podéis comprar desde el cabecero de la cama al patito de goma de la ducha.






Lo único que no os podréis llevar de este hotel será el maravilloso jardín que lo abraza, pero sí todos sus elementos decorativos no vivos



El cenador, uno de nuestros rincones favoritos.




La mezcla de tradición y modernidad, el espíritu ecléctico que inunda todo el hotel y que es la principal característica de Vilanova Peña y el Hotel Nova Vila, están presentes en todas las esquinas. Si os decidís a  venir a este pequeño paraíso en un fin de semana romántico o si venís por trabajo para tener al menos una recompensa al terminar vuestras reuniones, podéis informaros sobre precios y reservar en su página web. Atención a los packs de fin de semana y a reservar con tiempo. Así podréis escoger la habitación que corresponde a vuestra uva favorita.




Este verano además, en el mes de agosto, celebrarán un acontecimiento eno-gastronómico llamado: "El sabor del Mediterráneo". No os lo perdáis y seguidles en facebook donde informan de esto y de todas las novedades y  eventos.


La cocina para desayunar también.

Detalle de la lámpara.


Si al final decidís quedaros a dormir estaréis en buenas manos y en mejores almohadas y sábanas.  Tienen carta de almohadas, sábanas de hilo y algodón egipcio y mantas de Kashmir, que aquí, aunque no lo creáis, hacen falta hasta en verano.



Os recuerdo que tenéis cerca campo de golf (a 5 minutos), jardín botánico excepcional (Jardín de la Saleta visitable a 5 minutos), juerga en Sangenjo (a 15 minutos) y playas maravillosas de agua fría del Atlántico a pocos kilómetros.


Os dejamos sus datos:
Hotel Novavila
Santo Tomé de Nogueira- Meis- Pontevedra
Teléfono: 609 11 10 23
E-mail: info@novavilariasbaixas.com






Y en cuanto vosotros, mis queridos pequeñuelos lectores, todavía seguiremos al pie del cañón de Navarone y dispuestos a seguir proporcionándoos, al menos una semana más, información clasificada de cosas bonitas, útiles, agradables y que nos hacen la vida infinitamente más placentera y llevadera.
Disfrutad de vuestras vacaciones pero no dejéis de consultar esta vuestra guía.
¡Un beso fresco, veraniego y bon appetit!

Sylvie Tartán.