Páginas vistas en total

martes, 26 de julio de 2011

Antonio López, un genio en el Museo Thyssen de Madrid. ¡Pasen, vean y lean!

Queridos amigos, han transcurrido casi veinte años desde que fui a ver la última retrospectiva del pintor manchego, Antonio López, en el Museo de Arte Reina Sofía. Recuerdo que arrastré a todos mis amigos, recién licenciados y llenos de ilusiones (todavía no nos habíamos dado de bruces con el mundo real), para ir a ver esa exposición. ¡Y lo conseguí! Lo cual tuvo mucho mérito, porque estábamos a comienzos de los 90 y pensando más en salir por la noche y divertirnos, que en otra cosa.
Para mi, confieso, fue una forma más de diversión ya que adoraba los cuadros de este artista y aquella exposición me dio la oportunidad de ver, en vivo y en directo, obras que idolatraba desde los tiempos de mi niñez. ¡Fue emocionante!

En una casa familiar, todavía tenemos un lavabo igual. Agua helada por un lado, ardiendo por otro.  El de Antonio López es del año 1967 y se titula "Lavabo y Espejo", ¡mi favorito!
En fin ¡no nos pongamos nostálgicos! Porque de nuevo en 2011, la obra de Antonio López se reúne en el Museo Thyssen Bornemisza, www.museothyssen.org/thyssen/home y he tenido la suerte de acudir en visita privada, invitada por uno de los miembros del Patronato del museo, Ramón Caravaca, y con explicaciones del propio Conservador Jefe, Guillermo Solana, quien comparte comisariado con María López, una de las hijas del artista. ¡Un lujo, os lo aseguro!

Así de feliz y risueña estaba yo, ¡no era para menos!
Pero no os preocupéis si no podéis venir a Madrid a verla. Leed un poquito de los que os cuento, y  podéis pinchar en este enlace para una visita virtual de la exposición, http://www.museothyssen.org/microsites/exposiciones/2011/antoniolopez/vv/index.htm. No es lo mismo que verlo al natural, pero es interesante igualmente.
También os dejo dos enlaces donde podréis ver los cuadros del artista por orden cronológico. Muy práctico e interesante para ver su evolución.
http://arelarte.blogspot.com/2011/07/antonio-lopez-figuracion-objetiva.html y http://www.foroxerbar.com/viewtopic.php?t=4601
Y ¡atención! Tras la presentación de la exposición en Madrid, podrá verse, en versión algo más reducida, en el Museo de Bellas Artes de Bilbao, del 10 de octubre de 2011 al 22 de enero de 2012.
Así que, mis queridos amigos de Bilbao, os podéis considerar afortunados también.


Escultura de Antonio López de una cabecita de uno de sus nietos.
Y no os voy a soltar una perorata sobre la obra de Antonio López, a base de recopilar información de diferentes medios de prensa, blogs acreditados en el tema, etc. porque sería más de lo mismo y tampoco sé si estoy capacitada para ello. Sólo quiero incentivaros un poco el interés por la visita, daros a conocer al genio si no lo conocíais todavía y contaros mis impresiones de esta exposición, como aficionadilla al arte, que no "entendida", y por supuesto, como admiradora de Antonio López. Eso sí, si veis que el comentario es muy profesional, traspaso el copyright a Guillermo Solana, que fue el que nos la explicó a todos los que allí estábamos.

Guillermo Solana en http://www.peatom.info/
 La exposición consta de dos partes bastante diferenciadas y ordenadas cronológicamente, ya que la primera parte incluye las obras posteriores a la exposición de 1993, de la que os hablaba al principio, con algún flashback de los años 60 y 70. Explora los grandes temas de la creación de Antonio López en las últimas décadas, señalando a la vez la continuidad y el contraste con la etapa anterior a 1990. Esos temas se reducen esencialmente a tres: la ciudad, el árbol y la figura humana, en correspondencia con tres medios artísticos fundamentales: la pintura, el dibujo y la escultura.

Foto de Antonio López extraída de http://www.heraldo.es/. Como decimos en Galicia, es "riquiño". Aparte de ser un genio.
La segunda parte de la exposición viene a ser una mirada retrospectiva hacia la carrera de Antonio López, presentando su evolución, desde los orígenes hasta su primera madurez. Es ahí donde nos encontraremos también lo más reciente.
Y entramos ya en el Museo, ¡bienvenidos! ¡Pasen, vean y lean!

http://www.museothyssen.org/microsites/exposiciones/2011/antoniolopez/vv/index.htm
Tres son también los lugares que marcan la vida de Antonio López: Grecia, Tomelloso (Ciudad Real) y Madrid. Referencia a este amor y vinculación a Grecia son los bustos que nos vamos a encontrar nada más entrar. Los originales proceden del Templo de Zeus en Olimpia y éstas son las copias de los vaciados en escayola de los originales. Se puede decir que son una "copia de copia", pero ... por Antonio López, así que ya tienen un significado y un valor especiales.

Maqueta del Templo de Zeus en Olimpia. En la exposición podréis ver una  preciosa maqueta, no de este templo sino... ¡de la casa de Antonio López!
Unos metros más adelante, nos encontraremos con un homenaje a sus orígenes. Antonio López es de Tomelloso. Allí creció y fue muy feliz. Y aunque siempre que hablamos de su obra todos nos imaginamos un cuadro hiperrealista, en "Carmencita jugando" (más abajo) podemos ver una pintura más onírica que realista, y que refleja el enfrentamiento entre la intimidad y el resto del mundo, algo muy característico de su estilo y que podréis ver en muchos de sus cuadros.
"Carmencita jugando".

Otra de las cosas nuevas que descubrí con la visita guiada es que Antonio López deja muchas obras, aunque no nos lo parezcan en principio, sin rematar del todo. Incluso, reclama pinturas y esculturas a propietarios que las compraron hace décadas, para cambiarles algo que ahora no le convence.  Para él, "una obra nunca se acaba".
¡Esto me llamó muchísimo la atención! Es como si sus cuadros, esculturas... siempre estuvieran algo inacabados o siempre en proceso de creación y tuvieran que evolucionar, al igual que evoluciona con el tiempo, su propio autor.
En esta retrospectiva, por ejemplo, una de las obras, como tantas otras, procedía de otro museo, en concreto el Pompidou de París. Y Guillermo nos contó que al verla, Antonio López ya la quería "retocar". Pero, claro, ¡no se lo pudieron permitir! Porque lógicamente, si al Pompidou se le devuelve modificada, una obra que ha prestado, pues como que no le va a hacer mucha gracia y dudamos de que vuelva a prestar alguna otra joya al Thyssen. Así que a Antonio López hay que tenerle casi vigilado porque en un tris, coge la paleta y el pincel y tenemos un conflicto diplomático.

Si no recuerdo mal, en "La terraza de Lucio" iba a haber figuras humanas que nunca pintó.
Otra de las aficiones de este artista son los retratos de parejas, lo cual, le ha dado algún que otro quebradero de cabeza, como comprobaréis más adelante. En la imagen siguiente, podéis ver autoretrato del pintor con su mujer, "llenando" y habitando una sala adornada de pinturas de temas domésticos: una nevera, una alacena... como si de una casa se tratara.

Aquí al artista se representa en su hábitat, aunque, como nos dijo Guillermo Solana, no deja de tener tintes funerarios ya que el doble retrato los tiene y da a este espacio un aire de cámara mortuoria. Como en esta etapa la figura humana ha desaparecido de su pintura, tiene la obsesión de paliar ese vacío y querer habitarlo, por eso, se ha colocado con su mujer en esta estancia, para darle "humanidad". ¡Todo tiene su significado!


Como os decía los tres temas principales de Antonio López, son: la ciudad (pintura), el árbol (dibujo) y la figura humana (escultura). Y es en la tercera sala donde nos vamos a encontrar los espectaculares homenajes de Antonio López a su querida ciudad de Madrid. Hay que decir que a partir de 1960, cada cuatro o cinco años, el artista pinta una vista panorámica, así que hay bastantes.
Aquí nos vamos a encontrar con el famoso cuadro "Madrid desde Torres Blancas", que es una maravillosa vista de Madrid, con la Avenida de América como eje central. La "instantanea" se sitúa en el crepúsculo del día.

Disfrutaremos también con un cuadro posterior: "Madrid Sur". La ciudad de Madrid desde otro ángulo que a Antonio López le entusiasmaba, ya que era lo que veía cuando iba a su tierra, Tomelloso.


En la siguiente sala, de nuevo, otra panorámica: "Madrid desde Capitán Haya". Con un Madrid, más moderno, amarilleado y también crepuscular.

Y por fin llegamos a uno de los pocos paisajes verdes que ha retratado el artista. Una visión de "El campo del Moro".
Ni que decir tiene que estos cuadros merece la pena verlos al natural ya que en estas fotos pierden la grandiosidad que les caracteriza. A mi me encantaría ver uno al natural, todos los días, colgado de una de las paredes de mi casa. ¡No, por nada en especial! Sólo que creo que lo apreciaría mucho más y mejor.


Y ya terminamos los paisajes con la vista de Madrid desde la Torre de Bomberos de Vallecas, "Madrid desde Vallecas", de exposición inédita hasta ahora.
Este cuadro tiene un efecto escenográfico hiperreal, parece que Antonio López lo está pintando y aquí veis lo que os decía antes, la inmensidad (se ve casi todo Madrid), frente a la intimidad, (el espacio donde él lo estaba pintando).
Es su cuadro más crítico ya que la ciudad parece una maqueta que transmite algo de horror, una versión apocalíptica de Madrid. Como véis, incrusta en el cuadro su observatorio y además hace un efecto de gran angular: comba la barra roja que, en la realidad, está perfectamente derecha. Hay alguna parte inacabada y está compuesto por varios paneles que tuvo que unificar ya que al unirlos no coincidían exactamente. A ello se dedicó el último año de elaboración de este impresionante cuadro, que se encuentra acompañado en la sala por proyectos previos del mismo.

Proyectos del cuadro "Madrid desde Vallecas".
Entramos en la sala cuarta, seguimos en Madrid, pero nos vamos a la Gran Vía que tanto fascina al artista. Que sepáis que se iba a las seis de la mañana, allá por los años 70, con su caballete a pintar. Dejaba reposar el cuadro cuando las condiciones de luz variaban, hasta volver a capturar el mismo momento, al año siguiente. Éste que os muestro, es uno de los más bellos y claramente invita a entrar en esta maravillosa avenida.


Pasamos al tema del árbol, un verdadero microcosmos para Antonio López. En concreto, el membrillero es la especie arbórea que se lleva la palma dentro de sus preferencias. Y ahora es el momento de haceros una recomendación personal. Si os interesa conocer más y mejor a Antonio López y queréis comprender mejor esta exposición, no dejéis de ver la película "El sol del membrillo", dirigida por Víctor Erice. Conoceréis las técnicas de dibujo y pintura del artista, de milimetrica y sorprendente perfección y podréis ver, el cuadro y el dibujo que pinta en la película, colgados de las paredes del Thyssen. A mi me emocionó.


En la película, como os comento, podréis ver las mediciones del artista para pintar el árbol y las coordenadas que utiliza y que, al final, no borra en los dibujos. Así como el pintor clásico borra todo, Antonio no, porque piensa que el proceso enriquece la obra final, y que forma parte de la obra misma. Otra de las ideas fundamentales en las que descansa su filosofía artística.
Y ya pasamos al tercer tema clave. La última sala de esta primera parte, se dedica al cuerpo humano que es uno de los temas que más le interesan a Antonio López en estos últimos años.


"Hombre y mujer", que veis en la imagen con cierto aire a "El Escribano" del Antiguo Egipto, los vendió en su día a una coleccionista norteamericana pero los recuperó para corregirlos ya que pensaba que el hombre le había salido un tanto "simiesco". Al reelaborar al hombre pero dejar a la mujer como estaba, ésta se quedó mucho más bajita, de ahí la diferencia de alturas.
Otra curiosidad, es que, aunque pudiérais pensar que es madera maciza, ¡no lo es! Dentro de estos cuerpos hay telas, tornillos y ¡sabe Dios qué más!
En esta línea, nos vamos a encontrar con dos piezas inéditas, la mujer de Coslada, en versión reducida, "Figura de mujer. Eva", que representa el nacimiento de Eva, llena de aspiraciones espirituales y que ha sido directamente traída de su estudio y "Hombre Tumbado", recién traído de la fundición al Thyssen. No representa a un hombre muerto, en contra de lo que se pueda pensar. Sus músculos y venas así lo atestigüan, pero lo cierto es que cuando Antonio López quiso volver a retocarlo, el modelo real ya había fallecido.




Descendemos ahora a la planta de abajo donde lo primero que nos vamos a encontrar son cuadros como "Niño con tirador", " La azotea de Tomelloso", "Doble retrato matrimonial"...  y un cuadro típico de estudiante: "Cabeza griega y vestido azul" de 1958, reelaborado, a petición del autor, en 2011. Los que hemos ido a clase de pintura alguna vez, conocemos este tipo de cuadros, que suelen ser composiciones de varios objetos que suelen habitar las escuelas de arte. ¡Me entusiasmó!

¿Recordáis que os decía que esto de los retratos de pareja tenía sus peligros? "Emilio y Angelines" lo tuvo. Emilio abandonó a  la guapa Angelines y ésta quiso que el artista borrara a Emilio, cosa lógica por otro lado. ¿Qué ocurrió? Que Antonio López iba a sustituir a Emilio por una de las hijas de ambos, pero al final dejó el proceso de borrado a medio hacer y éste fue el resultado: ¡Un cuadro con historia!

"Mujer en la playa", otro cuadro, más bien un dibujo, bellísimo y muy "daliliano" ya que, sobre todo en sus inicios, Antonio López tuvo cierta influencia de la pintura de Salvador Dalí como aquí se aprecia.

En "Mujer durmiendo", de madera policromada y "atormentada", nos explicó Guillermo Solana, que el pecho desnudo hace referencia a la maternidad y que Antonio López se inspiró en su mujer que acababa de ser madre.

 En "Cocina de Tomelloso" nos encontramos con un un dibujo a lápiz sobre papel, totalmente minimalista en el que no existe subjetividad ninguna. Increíble que con esos medios se pueda hacer algo tan hermoso y perfecto.
En "La Cena", volvemos a ver el inconformismo del creador, quien retocó uno de los rostros al considerar que no estaba a la altura adecuada pero al final...  lo dejó inacabado. 


Casi terminando la exposición, pasado un pasillo, entraremos en una sala a modo de jardín ya que de sus paredes cuelgan numerosos cuadros dedicados a los ramos de rosas blancas que cada año recibe su mujer en Ávila. Así que todos son iguales y diferentes a la vez.


Y llegamos a la parte de las cabecitas de los nietos. A mi me fascinó esta composición que no deja de tener un cierto aire "terrorífico" de forma conjunta, pero que vista cada obra individualmente, se rodea de un halo de placidez y belleza.

Y nada más, queridos lectores. Me dejó muchísimas cosas, pero espero que os haya gustado ver esta serie de obras de uno de los mejores pintores de nuestro país, y que al menos, os haya despertado el gusanillo de venir a verlas a Madrid, o a Bilbao un poco más adelante. Os dejo los datos de este gran acontecimiento cultural más abajo. Pensad que son ciento treinta obras que abarcan cincuenta y ocho años de trabajo de un artista excepcional y entrañable. Tardaremos mucho en volver a ver algo así. ¿Os lo vais a perder?

Museo Thyssen-Bornemisza: Paseo del Prado, 8. 28014 Madrid. http://www.museothyssen.org/

Fechas: Del 28 de junio al 25 de septiembre de 2011.
Horario: De martes a sábado de 10.00 a 23.00 h. Domingos, de 10.00 hasta las 19.00 h. Lunes cerrado. Consultad en la web, hay varios lunes que abrirán también.

¡Un beso grande y feliz verano!

Sylvie Tartán.

viernes, 22 de julio de 2011

¡¡SORTEO!! Vestido de Versace Jeans Couture, Anillo y pulseras de Atelier Carmen Hernán y novela de La Factoría de Ideas.

Queridos amigos, anoche, después de acudir en Casa de América, http://www.casamerica.es/ a la presentación de la Semana Negra de Gijón,  http://www.semananegra.org/, me pasó algo excepcional y completamente extraordinario que jamás pensé que me fuera a ocurrir.
Iba yo caminando y, como siempre, tarareando alguna canción de la que ya nadie se acuerda, cuando de repente... ¡sorprendí a Campanilla en medio de la noche y revoloteando por Madrid! No, no me había pasado ni con el vino, ni con las cervezas. ¡¡Estaba allí y era una monada!! Tal y como me la había imaginado. Sin embargo, la pobre se quedó paralizada y muerta de miedo al ver que la había descubierto.

"¡Glups!"
Me presenté y la tranquilicé como pude, diciéndole que su secreto, conmigo, estaba a salvo. Yo no le diría a nadie por dónde la había visto y ella no tendría necesidad de trasladarse a otra casita y menos con el problemón que hay ahora para vender la propia. Se quedó tan agradecida que me concedió un deseo.
"¡Que se acabe el hambre en el mundo!", dije yo. "Eso es demasiado, Sylvie, no tengo tantos poderes". "Una cura para el cáncer". "Uf, tampoco, eso es mucho también", me replicó. Y así, fuimos bajando y bajando y al final le pedí un regalito para los lectores y amigos de mi blog ya que pronto cumplirá medio año en la red. "Por fin me pides algo posible", dijo finalmente.
"Mañana, cuando empiece a amanecer te dejaré todo entre los árboles de tu jardín. Voy a hablar esta noche con algunos de mis contactos y de madrugada, te los llevarán."

"Ummm. Pide menos, Sylvie, ¡pide MENOS!"

Y así fue como ocurrió. Hoy me he despertado y he bajado corriendo al bosquecillo. ¡¡Efectivamente!! Había un vestido vintage de Versace, un anillo y unas pulseras del Atelier Carmen Hernán (¡el anillo es como el que se llevó Tim Robbins para Susan Sarandon!) y una novela de La Factoría de Ideas. ¡Sí que tiene buenos contactos Campanilla! Encima de guapa, tipazo y hada, ¡es lista y sabe relacionarse!

Vestido de Versace, cortesía de "El armario de Sylvie", talla 40 italiana, equivalente a una 36-38 española. ¡Impecable!

Pulseras y anillo, cortesía de Atelier Carmen Hernán.

"La vida según Arnold" de Giles Milton, cortesía de La Factoría de Ideas.
 Pero claro, ¡son tres regalos! ¡Y hay muchos más seguidores del blog, no sólo tres! Así que tendremos que recurrir a la suerte para elegir a los afortunados. Os dejo las bases del sorteo que se nos han ocurrido a Campanilla y a mi. Me ha visto tan contenta que si va bien, promete repetir. Siempre que no desvele la dirección de su domicilio aquí en Madrid, ¡claro!

Requisitos para participar en el sorteo.
1. Ser residente en España. (Vamos a empezar así, en el futuro, ya se verá...)
2. Ser "seguidor" del Blog. ¿Qué significa ésto? Para haceros seguidores, tenéis que pinchar en la parte derecha de la pantalla, en una sección que pone "Participar en este sitio". Pincháis y si no tenéis perfil de blogger, entonces tenéis que meter vuestro e-mail y una contraseña y después pinchar en "seguir este Blog" y en "seguir de forma pública". ¡Es muy fácil!
3. Hacer un comentario a esta entrada, indicando en cual de los 3 regalos queréis participar. Puede ser en los 3, en 2 o en 1. En estos dos últimos casos, indicad cuáles son. Así evitaremos que le toquen las pulseras a alguien que sólo está interesado en el libro.
A medida que vayáis haciendo comentarios se os irá asignando un número, sólo uno. Así el primero que comente, tendrá el número uno, el segundo, el dos... y así sucesivamente. Mis comentarios no cuentan a la hora de asignar número.
4. El número afortunado, lo escogeré a través de la web http://www.random.org/ que elige un número al azar. Si el seguidor-comentarista ganador, no optaba por los tres regalos y quedan uno o dos desiertos, entonces, volveremos a fijar un número al azar para disponer de los restantes entre seguidores-comentaristas que estén interesados en ellos, hasta adjudicar los tres.
5. El sorteo se terminará el día 3 de agosto a las 00.00 horas, que es cuando este blog cumple medio año. Ya no se admitirán más incorporaciones y ese mismo día, se dará a conocer el nombre o nick del o los afortunados.
6. Los regalos se enviarán a portes pagados, sin ningún tipo de gasto para el destinatario.
7. Mi familia "nuclear" queda fuera del sorteo. Mamá, papá y hermanitas, ¡lo siento!

¡Creo que no se queda nada en el tintero!
Os recuerdo los regalos.

 Vestido de Versace Jeans Couture, en azul turquesa, verde y fucsia, o sea, en los tonos flúor que se llevan este verano. Talla 40 italiana, equivalente a una 36-38, fabricado en Italia, de viscosa y elastán.
Pulseras de pasta verde y fucsia, cortesía de Atelier Carmen Hernán, y anillo de botón, hecho por ella. Todo, también, en tonos flúor. (Buscadla en facebook por ese nombre).
Novela "La vida según Arnold" de Miles Gilton, cortesía de La Factoría de Ideas. Una novela de amor, setas e intriga. ¡Deliciosa!
¡Mucha suerte a todos!
http://www.lafactoriadeideas.es/
Y nada más queridos amigos, la próxima semana más suculentos contenidos mientras esperamos las merecidas vacaciones. Pero de momento, ¡sigo aquí!
¡Un beso fuerte, felicidades a todos los Santiagos y Santiagas este lunes y muy feliz fin de semana!

Sylvie Tartán.

martes, 19 de julio de 2011

"La Tournée des Restaurants & Bistrots". (Nº 1)

Queridos amigos, ¡ya ha salido en los quioscos el número 1 de "La Tournée des Restaurants & Bistrots"! Ante el gran éxito del número piloto a un precio, sin duda, competitivo, o sea, gratis total, hemos decidido lanzarnos al número 1 que esperamos, tenga tan buena acogida, o mejor, que su predecesor, el número 0.
Os recuerdo que, para acceder a esta Guía, no tenéis que registraros ni meter ninguna clave, únicamente darle a la ruedecilla del ratón para poder seguir leyendo. Es aconsejable que, cualquiera que sea vuestro navegador: Internet Explorer, Google Chrome, Mozilla Firefox... hayáis realizado una comida reciente o la vayáis a hacer en el menor tiempo posible. Yo sé lo que me digo, cuidadín. ¡Ahí os va la primera "carga de profundidad"!

Canutillos de queso Idiazábal. Asador Gaztelu, Julián Camarillo, 50. Madrid.
Sencillamente, ¡sublimes!

1. Hoy comenzamos nuestra ruta gastronómica a bordo de un avión. No, no os voy a hablar de las delicias del catering "on board" que a mi me chiflan y disfruto como una enana en cada vuelo (creo que acabo de perder toda credibilidad como crítica culinaria), sino que embarcamos porque, desde el cuartel general de Madrid, nos vamos a un pueblo costero de la geografía española con un encanto especial por muchísimas razones. Sitges, en la provincia de Barcelona.


Playas, festivales varios, fiestas, buenas tiendas... Todo eso y mucho más es lo que nos ofrece esta villa catalana por la que suelo pasearme de vez en cuando pero menos de lo que me gustaría.

Sitges de mañana.
No sé si conocéis Sitges, pero seguro que casi todos los que estáis leyendo este post conocéis la discoteca Pachá, aunque sea de oídas, con sucursales repartidas por España y otros países, a lo largo de cuatro continentes. Pues, en contra de la creencia popular, la primera, la primigenia discoteca Pachá, se inauguró de la mano de Ricardo Urgell, el 22 de julio de 1967, ¡en Sitges! Justo hace 44 años. Después, y sólo después, vendría la de Ibiza, en el año 1973.

Sylvie en la primera discoteca Pachá, en pleno funcionamiento, en la Urbanización Vallpineda de Sitges.
Pero sin movernos de aquí, hoy os voy a recomendar Sweet Pachá, http://www.sweetpacha.com/, la versión dulcificada de Pachá, con restaurante, terraza y discoteca. Sencillamente perfecto ya que te puedes tomar la primera cervecita de aperitivo, la posterior comilona homenaje y el bailoteo necesario para bajar todas las calorías que te has metido, en el mismo local. Y todo, todo, todo, ¡junto al mar!

Aparte de las cerezas símbolo de este emporio, ¿qué tipo de comida nos vamos a encontrar? Cocina mediterránea tradicional con una extrovertida fusión internacional. Así que, tan pronto te tomas una espectacular bandeja de jamón ibérico con pan tumaca, como te calzas unos dim sun al más puro estilo cantonés o un buen solomillo con reducción de Pedro Ximénez.

El jamón, ¡mira que es fotogénico!

Las cestitas de Dim sun con su salsa de soja.
Solomillo sobre lecho de patatas.
Y para terminar la faena, yo que soy glotona en grado superior, suelo escoger algo de chocolate, el mayor antidepresivo que hay, al menos mientras lo comes, y el mayor depresivo que existe, cuando se te almacena en el cuerpo. Por eso mi exquisito Coulant de chocolate con helado de dulce de leche fue toda una fuente de sentimientos encontrados.

¡Riquísimo!
Resumiendo, si venís aquí no habrá lugar a disputas sobre el tipo de comida cuando vayáis en pareja o en grupo. Tienen todo previsto, como veis, para satisfacer a cualquier paladar por caprichoso que éste sea.


Y nosotros, como guinda del pastel, tuvimos además el placer de compartir una copa de Moët &Chandon con el resto de los comensales que allí estaban, cortesía de la encantadora familia de una niña que celebraba su dieciséis cumpleaños en este fantástico entorno. ¡¡Muchísimas gracias y muchísimas felicidades preciosa!!

2. Y regresamos de nuevo a la capital, al día siguiente, contentísimos, toda la redacción de La Tournée y su directora. ¡Desde luego este trabajo es agotador pero compensa!
Durante el vuelo decidimos que nuestra próxima reseña será de un restaurante oriental. Con eso de los Dim sun, se ha despertado en nosotros Le Dragon, www.cafesaigon.es/rld_gsanti.html. Y éste es precisamente el nombre del restaurante elegido para visitar.

Y yo, que a duras penas, sé freír un huevo, confieso que tengo la enfermiza manía de comprar libros de cocina e incluso extraños cambalaches relacionados con el tema, cuya utilidad ignoro de manera absoluta.
Por si me pierdo en la carta de Le Dragon,  meto en mi bolso estos dos ejemplares del recetario chino, para echarles un ojo antes de pedir, no vaya a ser que meta la pata delante de mis subordinados.


Y llegamos al restaurante.
Le Dragon está decorado en colores rojo y negro, una combinación elegante y muy oriental para un local agradable, con tintes neoyorquinos, y ¡bastante oscuro! Ideal para las que ya tenemos una edad, y queremos que las arrugas se vean lo menos posible durante la cena. Ya luego, vendrá la sorpresa, corazón. Pero al menos, tengamos la cena en paz.
Situado en una perpendicular a la calle Recoletos de Madrid y perteneciente al Grupo Café Saigón, Le Dragon es un restaurante chino refinado, que no cierra ningún día y que es perfecto para los que gustan de cenar tarde.


Salsas salsonas.
Como no puedo sacar los libros de cocina china del bolso con disimulo, prefiero no complicarme y sugerir al resto de compañeros de mesa el menú de degustación, que es lo ideal si no quieres pensar y vas en grupo. Rollito de otoño,  Mushi de gambas, Dim Sun pekinés, Pato crujiente en salsa agridulce, Arroz tres delicias, Tallarines crujientes con gambas... ¡aquí todo cruje, menos la cartera! Realmente tiene buena relación calidad precio.
Mushi de gambas.

Y de postre, nos zumbullimos en una ensalada de frutas, ya que la cocina china es así, muy sanota y nutritiva.  Y no seré yo la que se oponga a ello, que todavía arrastro el cargo de conciencia, y quien sabe si más cosas, del coulant del otro día.

3. Y tras la cena y para poder digerir, nos vamos a relajar a la terraza más de moda ahora mismo en la capital. La del Hotel Ada Palace, www.hoteladapalace-madrid.com, situada en su espectacular azotea.


Fotografía creo que un tanto antigua, extraída de su página web.
Ya sabéis que yo soy fan de los hoteles y tengo una máxima, "todo lo que puedas hacer en un hotel, no lo hagas en casa".  Ya, ya sé que hay que tener muchos medios para cumplir este personal aforismo, pero yo lo hago según mis propias posibilidades y me funciona bastante bien.

Situado en el número 2 de la calle Gran Vía, cuando paséis por su entrada principal os preguntarán, normalmente, si vais a la terraza y entonces os redirigirán a otra entrada más directa, siguiendo la calle y girando a la izquierda. Yo creo que también, para no causar molestias innecesarias a los huéspedes que allí se alojan, con tanto trasiego de gente. 
Entrada principal del hotel.
La entrada lateral que os comento.
Una vez dentro, ascensor y al séptimo piso. En el sexto se encuentra el restaurante, del que todavía no puedo hablaros porque no he ido, pero como ya os decía más arriba, siempre es una buena idea cenar y que la copa de después la puedas tomar en un sitio agradable a tiro de piedra, a ser posible.
¿Y qué es lo más espectacular de este rinconcito aéreo de la capital? Sin duda, ¡las vistas! Un Madrid espectacular y sorprendente: La cúpula iluminada del edificio Metrópolis, la azotea del Círculo de Bellas Artes... la luna llena (si le toca) iluminándolo todo...

Sin palabras.

La terraza del Ada Palace es acogedora, con música suave y sin estridencias que va adquiriendo más ritmo a medida que pasan las horas. Buen gusto, excelente ambiente, copas generosas, temperatura agradable, gente de edades variadas, camareros amables y platillos de frutos secos con gominolas para acompañar las bebidas espirituosas. ¡De aquí, al Cielo!

Una  parte de la azotea está más elevada, ¡parece que estás en un dúplex de lujo!
Mamparas de cristal para que, si corre brisa, no sea molesta.
Una curiosidad importante. Esta terraza abre sólo de miércoles a domingo y a partir de las 20.30. Os recomiendo ir pronto si queréis tener sitio para sentaros, aunque no es en absoluto desagradable estar de pie con semejantes vistas.

La barra de la terraza.

Y ya finalizamos el número 1 de "La Tournée des Restaurants & Bistrots", (¿se os ha hecho corto?),  una guía que os ayudará a sobrevivir en todo tipo de lugares donde os den manduca y bebercio y os relatará anécdotas para que las sorpresas sean las justas. Ya voy yo antes mejor y os lo cuento.
Os dejo los teléfonos, direcciones y contactos de todas las recomendaciones:

Sweet Pachá
Avda. Port d'Aiguadolç, 9
Moll de Llevant - Port d'Aiguadolç
08870- Sitges
Teléfono: 938943812
Para reserva de Mesas en zona Vip, botellas y Guess list, contactar con la RR.PP. Carmina Aparicio: 687757900.
Le Dragon
c/ Gil de Santivañes, 2
Madrid.
Teléfono: 91 435 66 68
http://www.cafesaigon.es/rld_gsanti.html

Hotel Ada Palace.
c/ Gran Vía, 2
Madrid
Telf: 91 701 19 19
info@hoteladapalace-madrid.com
www.hoteladapalace-madrid.com

¡Un beso muy grande y feliz resto de semana!
Sylvie Tartán.