Páginas vistas en total

lunes, 27 de febrero de 2012

"La Tournée des Restaurants & Bistrots". (Nº 6)

Queridos amigos, ¡qué maravilla este adelanto primaveral! Los que hacemos La Tournée des Restaurants & Bistrots no queremos pensar en posibles y futuras restricciones acuíferas y nos limitamos a disfrutar inconscientes de las altas temperaturas sin lluvia casi más que de una tarta de chocolate con briznas de dulce de leche y vapores de mermelada de castaña. Amigos lectores, ¡viva el sol y el cielo azul! ¡Viva la vida y el buen comer!

Rosquillas de la mamá de Sylvie Tartán, calificadas como las mejores del mundo según La Tournée. Receta blindada. 
Como podéis ver, comenzamos este nuevo número que tenéis entre manos, o en pantalla, llenos de optimismo. Es lo que tiene el buen tiempo, que alegra los corazones y estimula los estómagos y muchas cosas más que no vamos a mencionar. Como sabéis, en La Guía estamos totalmente en contra de la operación biquini y nos negamos a suprimir de golpe y porrazo el único placer de la vida que es pecado y además engorda. ¡Un dos por uno! ¿Alguien da más? Pues no, señores, no.
1. Comenzamos con esta buena disposición nuestra ruta culinaria que iniciamos con uno de los restaurantes más de moda en la capital y que ha sido bautizado con un nombre tan sugerente como original,  Luzi Bombón.


Del Grupo Tragaluz, propietario también de El Tomate y de otros múltiples locales y hasta de un hotel, esta brasserie es uno de los restaurantes más codiciados de Madrid en lo que llevamos de temporada. ¡Cuesta mucho reservar en fin de semana! Pero se consigue con paciencia y sin prisas. El local es bonito y amplio, la cocina a la vista, cosa que me gusta, y al entrar te dan la bienvenida sonrientes. Eso sí, no os confundáis buscando el baño ¡que te riñen! Yo me fui al fondo y hacia la luz cual polilla miope y recibí un "¿A dónde va?" que debería haber sido un "Disculpe por favor, ¿puedo ayudarle en algo?".  ¡Tironcillo de orejas! En fin, continuemos.

Las puertas de los baños están "mimetizadas" con la pared. No apto para despistados.

El ambiente es de gente guapa y el restaurante tiene una situación estupenda en pleno Paseo de la Castellana. Los que íbamos en comisión de servicio de La Tournée nos decantamos de nuevo por un menú verduril. Mi vestido negro de Narciso Rodríguez me exigía cositas ligeras pero mi estómago me las pedía sabrosonas con lo que intenté poner de acuerdo a los dos para que no se pelearan. Por ello hicimos la siguiente elección:
- Una riquísima burrata con rúcula fresca. Adoro este vegetal al que me aficioné de manera adictiva en una de mis estancias en Venecia ya que allí te lo ponen en los bocadillos y en todo tipo de platos y le da un toque delicioso.


- Un ceviche de bogavante con salsa picante adicional y opcional. Viene por separado con lo cual no hay problema en caso de falta de consenso entre los comensales.


- Unos diuréticos y riquísimos espárragos trigueros:


- Y por último, una deliciosa lasagna rellena también con verde pero sin dejar de ser por ello suculenta como corresponde a este típico plato italiano.


En Luzi Bombón también podéis quedaros en la barra a regar vuestra digestión con unas copas, tanto de afterwork entre semana, donde seguro no les falta clientela, como en "modo" fin de semana.
Os recuerdo su dirección:
Luzi Bombón.
Dirección: Paseo de la Castellana, 35, entrada por la calle Rafael Calvo. 28046 Madrid.
Teléfono: 91 702 27 36. ¡Llamad con bastante antelación!

2. Seguimos en Madrid pero pasamos al barrio de Chueca, en concreto al precioso Mercado de San Antón. Cool, divertido y práctico porque aquí no sólo podéis comer y ver gente interesante, sino también comprar el mejor género para vuestras manducas que incluso, en algunos casos, os pueden cocinar allí mismo, ¡consultadlo!

Fachada del mercado en la calle Augusto Figueroa, 24 de Madrid.

Una hamburguesa muy simpática que sonrió al ser fotografiada.

Me encantan los puestos de frutas y verduras, ¡son tan fotogénicos!

Foto de la terraza de la planta de arriba, ¡llenita este pasado verano!

Y es que, hace una semanas, tuve la suerte de ser invitada por las Bodegas Luzdivina Amigo de El Bierzo a la degustación de uno de sus riquísimos vinos acompañada de un copioso y estupendo cocido maragato. Como veis, pongo el vino en primer término. El lugar para tan apetecible encuentro era la taberna vinoteca "La Imperial" , en la planta segunda, y que está especializada en tortillas, guisos caseros, pescados frescos, chuletones.... Su amabilidad y competencia contribuyeron a que pasáramos un rato de lo más agradable.

Ambiente de lunes a las 15.00 en La Imperial.
El vino era Baloiro, un tinto crianza de uva mencía absolutamente delicioso y que os recomiendo personalmente. ¡Hay que descubrir vinos nuevos! Que somos unos vagos. ¡Yo la primera!


Del cocido maragato (provincia de León) estaba todo rico: garbanzos, carne, oreja, verduras... pero lo mejor, la sopa, que en el caso de este tipo de cocido, se toma después de comer. Os comento que tradicionalmente este plato alimentaba a los trabajadores del campo como única comida para una dura jornada, así que ¡imaginaos! Es hipercalórico, o sea,  ideal para nuestros fines más pecaminosos y para hacer realidad nuestras fantasías culinarias más ocultas.




Bendita cuchara y bendita sopa. 
La Imperial durante el mes de febrero ha estado organizando todos los lunes estas jornadas gastronómicas, así que, queridos lectores que visitéis o viváis en Madrid, estad atentos a esta pizarrita o a la página de facebook de la Taberna Vinoteca, cuyo enlace os he dejado más arriba.


Y para terminar, foto de familia con Miguel Ángel de las Bodegas Luzdivina Amigo, Huang y su mujer, simpatiquísimos exportadores que están llevando a China lo mejor de nuestro país (¡pronto La Tournée en chino!), Sylvie  y su fotógrafa y amiga, Regina.


La dirección, ya sabéis: 
Taberna Vinoteca La Imperial: Mercado de San Antón, calle Agusuto Figueroa, 24 en Madrid.
Contacto: tabernalaimperial@gmail.com
Y de la bodega Luzdivina Amigo:
Cra. Villafranca, 10. 24516. Parandones, León.

3. Y hoy cerramos la guía con un menú "casero" en el más amplio sentido de la palabra. Cena en casa, invitados y una anfitriona que no tiene ni idea de trabajar entre fogones pero que tiene la suerte de tener cocinera, amigos que ayudan con el menú y alguna que otra recetilla birlada en conversaciones coloquiales,  así como quien no quiere la cosa.
¡Vamos con ello! De primero, el llamado "caviar rojo", o sea, huevas de salmón salvaje procedentes, en este caso al menos, de Rusia. Ideales para poner con blinis untados en mantequilla. Eso sí por si acaso y para no alterar su sabor, no las toquéis con cucharilla metálica sino con una de nácar que es el material adecuado para el caviar.

Set de cucharas de nácar comprado en Bali. Si no podéis ir allí, aquí podéis comprarlas: Caviar SOS


Caviar de salmón Keta. Podéis comprarlo aquí.

Perlitas rojas, ¡una absoluta delicatessen!
Para contrarrestar, algo más de andar por casa. Fuente de patatas con salsa ali-oli confeccionada con receta valenciana. Echáis en el vaso de la batidora un huevo, cinco dedos de aceite de girasol, un chorrito de limón, sal y un diente de ajo cortado en rodajillas. Todo batido y por arte de magia os saldrá esta riquísima salsa. Sobre ella, perejil rizado de San Pancracio. De mi San Pancracio.


Seguimos con el picoteo, aceitunas negras con aliño de aceite virgen extra, cebolleta picada y pimentón de la Vera, el mejor de España. Y una pizquita de sal, que yo soy de tensión baja.



De segundo, Sarmale, un plato rumano típico de la Navidad en aquel país pero que se puede comer en cualquier momento del año. Vamos, que no hace explosión, ni es indigesto en esos casos, ni tampoco Dracul se va a ofender.
¿Y qué es la sarmale? Son una especie de rollitos que llevan berza, arroz, cebolla, carne picada de cerdo y de vacuno, especias varias y seguramente algún truco y alguna cosa más que ignoro. Sólo os puedo decir que es una delicia y que comerte cinco o seis rollitos de una sentada es lo mínimo y normal. Os dejo una receta que he encontrado en el blog El Fogón de la Perla Gris. La de mi cocinera no os la puedo revelar porque ella quiere seguir cobrando su sueldo y que yo no aprenda a cocinar, ¡nunca!

El desorden es culpa mía.

En Rumanía este plato típico se acompaña de una torta de Malai, una sémola de maíz que suaviza el sabor de la sarmale.



Y de postre, tarta casera de queso, riquísima y especial para los que no tenemos ni idea de cocina. Un huevo, una tarrina de queso Philadelphia (normal, ¡nada de light!) y un botecito de leche condensada. Lo batís todo (sin los envases, claro), lo echáis en una fuente y al horno a temperatura baja (150º) para que se haga lentamente. Subirá, no os asustéis, y luego retomará el tamaño inicial. Eso sí, chatines, os sorprenderá cómo de algo tan sencillo y simple, sale una tarta tan rica y resultona. Palabra de zote en la cocina.


Y por hoy, nada más, queridos lectores. Esperamos haberos dado información útil en tema de restauración y haberos entretenido con nuestra recién inaugurada sección de cocina casera. Por supuesto, si queréis salir en La Tournée des Restaurants & Bistrots una comisión se desplazará a vuestras casas para hacer el reportaje de esa cena especial que queréis contarnos. Escribid a elpurgatoriodesylvietartan@gmail.com y allí nos tendréis, servilleta y cámara fotográfica en ristre, para saborear vuestros mejores recetas.
¡¡Muchos besos y una semana soleada y feliz!!

Sylvie Tartán.

jueves, 23 de febrero de 2012

Del Calvario al Purgatorio y tiro por que me toca.

Queridos amigos, disculpad, por favor, mi ausencia estos días. Las máquinas que viven en mi casa e incluso otras que he tenido el gusto de conocer fuera, verbigracia el ascensor del aeropuerto de Vigo, se confabularon contra mi y decidieron suicidarse en grupo. ¡Qué mal gusto! Hay cosas que de hacerse, deben ser privadas e íntimas. En fin, di gracias a Dios por no llevar en el interior de mi cuerpo un marcapasos o algún otro artefacto que también pudiera averiarse afectando a mi salud física.¡Virgen Santa! Si es que ni en "Yo, robot"  estaban las máquinas tan coordinadas: caía una y a los cinco minutos, se tiraba la otra en plancha.

Fotograma de la película "Yo, Robot" basada en el libro homónimo de Isaac Asimov.
A pesar de todo, he sobrevivido y renacido de mis cenizas como suele ocurrir en estos casos. Vamos, que quitando lo del ascensor, que sigue transportando a ingenuos viajeros y es un tema que no me concierne, la vieja caldera ahora es nueva, ecológica y ahorra energía, el ordenador está formateado y mi capitidisminuido teléfono móvil se ha transformado en un smartphone eso sí, de primera generación y no de última.
Al final, nos hemos abrazado todos juntos, nos hemos reído y nos hemos deseado, brindando con un  chardonnay, lo mejor para los próximos años. Mi reconciliación con la tecnología ha sido plena, satisfactoria y, confío, duradera.

El hombre domina a la máquina o, ¿la máquina al hombre?  (Diseño de Leonardo da Vinci)
Y aunque todavía  tengo contracturadas las neuronas y yo necesitaré rehabilitación, descanso y baños medicinales, aún me quedan fuerzas para presentaros un batiburrillo de breves pero útiles recomendaciones. 
1. Para las mamás recientes.
¡¡Ay!! Qué siempre os tengo ahí, olvidadas y no puede ser. Por suerte, una intenta estar informada y  tiene sus contactos y gracias a ellos, descubre cositas interesantes como la web Mamás Saludables. ¡Imprescindible para papás y mamás con peques ya nacidos o en ciernes! 


Aquí descubriréis consejos de alimentación, las novedades de las principales marcas, juegos, diversión, sorteos y consejos útiles para los papás novatos y no novatos que quieran estar al día. ¡Pero si hasta yo me he enganchado a ella! Y eso que sólo soy "tita". Tita Sylvie, que no es cualquier cosa, eso sí.

Mi sobrinito Pablo en el banco de pruebas de su primera moto.
2. Para amantes del arte alternativo y asequible.
O sea, ¡¡para mi!! Definitivamente me lanzo de cabeza a la web Vidas de Papel y esquivo Arco para mis inversiones en arte. Ilustradores y dibujantes de cómics tiene aquí su galería virtual con obra gráfica, obra original y objetos de ediciones limitadas y numeradas por los artistas.


Nombres como Miguel Ángel Martín o Mauro Entrialgo conforman esta pléyade de creadores que han sabido adaptarse a los nuevos tiempos sin perder un ápice de calidad.


Curvilínea señora de la artista Lola Lorente.

3. Para mujeres que quieren estar más bellas. 
O sea, ¡casi todas! Y es que ¡siempre, siempre queremos más!
Hace unas semanas estuve en el Centro de Belleza Jade en el número 76 de la madrileña calle Velázquez, disfrutando de un tratamiento que me dejó la piel perfecta, lisita, con las arrugas atenuadísimas y  una tersura que no recordaba yo ni en mis años de mozalbeta. Recomendable si tenéis un evento o simplemente queréis dejaros mimar un buen rato por manos expertas y eso sí, con resultados inmediatos.



El tratamiento que nos hicimos fue el Facial Hidra Deluxe con aparatología Indiba y sin nada de pinchazos ni inyecciones. Sólo cremitas, masajes y buena tecnología. Apostamos por la cosmética puntera y ¡¡funciona!!

Carmela y yo, preparadas para la sesión.
Y nada más, queridos amig@s lectores internautas. La próxima semana recomendaciones nuevas si logro recuperarme del todo y no vuelvo a sufrir ataques cibernéticos.
 ¡¡Feliz fin de semana y un beso grande!!

Sylvie Tartán.

domingo, 19 de febrero de 2012

miércoles, 15 de febrero de 2012

La Hoja Parroquial de la Moda.

(Publicado en la revista on line INMEDIATIKA)
Sumario.
1. La resaca de San Valentín.
2. Esmeralda o mejor, ¿esmeraldas?
3. Zapatos Lichtenstein.
4. Renovar imagen a precio anticrisis.
5. Lana del Rey y de la Reina.
Staff. 
Directora, redactora, fotógrafa y chica de los cafés: Sylvie Tartán.
1. LA RESACA DE SAN VALENTÍN.
¡Por fin es 15 de febrero, chicas! ¡Ya no hay que estar aguantando el tipo! Y eso que no soy una detractora de la celebración española y olé de San Valentín, en absoluto. De hecho todo lo que sea celebrar me parece estupendo y si es el Amor, ¡más! Pero si ayer no recibisteis ningún regalo y creíais que deberíais haberlo recibido, ¿por qué no celebrar el post San Valentín? ¿Por qué no haceros vosotras el regalo que os merecéis? Como siempre digo, "la caridad empieza por uno mismo" y el amor, también, así que, si no traspasó el umbral de vuestra puerta ningún señor con un perfume, bombones, flores, joyas, ni modelito de lencería ad hoc en sus manos, ésta es vuestra oportunidad de daros un capricho. Eso sí, de color rojo a ser posible. Las resacas con pasión son menos resacas.

Sylvie haciendo de las suyas con un pobre corazón.
Atad cabos, queridas, pero yo me voy a hacer varios regalos. He decidido comprarme, porque hoy es hoy y porque yo lo valgo, una Caja Roja de Nestlé, cuyos bombones me pondrán rellenita como un pavo en Acción de Gracias pero más feliz que una perdiz fuera de un coto de caza. Prefiero eso a torturarme con la operación biquini o cualquier otra que no sea la operación salida de la DGT. Chicas, dejad el sacrificio de no comer dulces para los modelos que para eso les pagan y a nosotras ¡¡no!! Así que si os queréis regalar unas buenas y favorecedoras curvas, ¡asúuuuuucar y chocolate!

¿Quien se puede resistir?
Como lo más importante de las personas es el interior, seguimos con él. Una vez rellenado mi cuerpo de rico bombón, me dispongo a envolverme como un regalito. Y cuando mi indumentaria externa es muy seria y recolocada, me gusta llevar por dentro algún conjunto locamente sexy y, también, a la inversa, para despistar. ¿A quien? Pues a mi misma, a los médicos que me atiendan en caso de accidente o desmayo o yo qué sé. ¡Alguna ocasión habrá! 

Maravilloso body de Kiki de Montparnasse

Y por último y para rematar mi auto-homenaje, flores. Como ayer nadie me las envió, snif, voy a regalarme un frondoso ramo de claveles rojos. Denostados siempre frente a las rosas e indicativo de presupuestos ajustados, a mi, quizás por ese motivo, siempre me han inspirado ternura. Tienen un encanto especial y reivindicaré su glamour hasta el fin de mis días y si hay que hacer otra Revolución de los Claveles, se hace y ¡listo!

Flores Colon.

2. ESMERALDA O MEJOR, ¿ESMERALDAS?
Pues chicas, yo, casi que elijo esmeralda, color esmeralda. Y a Bond, James Bond. Y las esmeraldas de momento, las dejamos aparcadas, porque tengo un anillo que las lleva diminutas y cada vez que pierdo una, tengo que ayunar un día para poder reponer la piedra perdida y no os imagináis el mal humor que me pone lo de no comer. ¡Muerdo al que se me acerque! Así que, mejor color esmeralda. Es el color de moda que me fascina y que me recuerda a la esperanza, los bosques frondosos, los cócteles con pipermint, la costa norte de Cerdeña y al Corte Inglés en sus años de gloria. 


Bolso vintage verde esmeralda  Charles Jourdan, colgado en biombo con guerrero chino vestido a juego.
Desde Oscar de la Renta a Mango, pasando por todo un surtido de marcas intermedias, podéis cristalizaros como estas maravillosas piedras preciosas y convertiros en objetos-sujetos tan codiciados como ellas. Poned verde esmeralda en vuestra vida y algo cambiará. Nerón usaba una como monóculo y quizás por ver todo de color verde le dio por incendiar Roma pero ya sabéis que las gemas tienen este tipo de poderes, ¡absolutamente incontrolables e impredecibles! ¿Os atrevéis?

Vestido de Mango.
Bolsón de viaje de Longchamp.

Shorts de Top Shop


Vestido de Óscar de la Renta (alta).

Platillo verde esmeralda con sardina, pescado azul, de Zara Home.


 3. ZAPATOS LICHTENSTEIN.
Si hay un artista pop que me gusta es Roy Lichtenstein. Todavía recuerdo su fantástica exposición de escultura en la Fundación Barrié de la Maza (La Coruña) hace unos cuantos años. Allí tuve que reprimir mis instintos más delincuentes y hacer un esfuerzo por no salir corriendo con alguna de sus obras en el regazo. ¿Y por qué hablo de él en nuestra querida y entrañable Hoja Parroquial?




Pues porque no sé si el gran Manolo Blahnik se ha inspirado en la obra de Lichtenstein o si ha sido una casualidad, pero este zapato de su última colección podría incorporarse a una de las esculturas de mi idolatrado artista sin ningún problema.

Fotografía de Vogue's facebook.
Y ya puestos, creo que también podría incorporarse... no sé... ¿a mi pie?
¡Absolutamente maravillosos!

4. RENOVAR IMAGEN A PRECIOS ANTICRISIS.
Chicas, es el momento de no parar de comprar las que podéis, que las tiendas lo necesitan y el país ya no te quiero ni contar y lo que te rondaré morena. Las que tengáis el presupuesto para no muchas alegrías es el momento de sacar a flote, cual mobiliario hundido del Titanic, viejas glorias, customizarlas, agitarlas y combinarlas de nuevo.Vestidos que sólo han salido a la calle tres veces, bolsos olvidados, zapatos anquilosados, collares, pendientes y pulseras aburridos en un altillo o dentro de una cómoda. Todos, todos, todos, que se vayan preparando para trabajar duro esta temporada.

Comienza la operación "altillo". ¡A salir del armario! 

Usamos un mínimo porcentaje de nuestro guardarropa así que un truco que a mi me funciona muy bien es que en cada cambio de temporada vacío el armario, lo reorganizo, redescubro prendas, las aireo y a "reestrenar" modelito. Y es que siempre se puede dar un toque diferente a una prenda cambiando sólo algunos de sus complementos. Probad y probad que no es tan difícil. Sólo hay que mezclar y ver qué es lo que más nos gusta y se adapta a las nuevas tendencias. Y si tenéis que invertir en algo para darle ese toque actual al conjunto, ¡no dejéis de hacerlo! Os compensará.
Yo, para empezar, voy a coronar esta próxima primavera muchos de mis modelitos con un buen lazote en la cabeza. Seguro que les dará un toque "Quinta Avenida", "Gossip Girl" y "Soy la reina de la ciudad" que me viene que ni al pelo para atraer miradas y desamuermar mi armario.


Diadema de Accessorize de la colección de primavera.

Blair y sus maravillosas diademas.

5. LANA DEL REY Y DE LA REINA.
Ya tenemos una nueva artista en el candelero y en el candelabro, Lana del Rey que con su voz sensual amenaza con enamorarnos perdidamente, de ella y de su música. Pero no es de Lana de quien quiero hablaros sino de la lana, la de las ovejitas tan monas ellas que llevan proporcionándonos su precioso pelaje desde tiempos inmemoriales, invierno tras invierno y sin quejarse.
El caso es que hace poco mi tía Dofita me regaló una mullida y fantástica manta de lana, hecha por ella, a la que me paso abrazada casi las veinticuatro horas del día. Me la he probado de muchas maneras, hasta de poncho, ¡y funciona!

Vale, de vestido es un poco arriesgada, pero queda tan mona...

Si no tenéis la gran suerte de tener una tita o una mamá que os teja los jerséis, los ponchos, los patucos y los calcetines de lana, aprovechad ahora que están a mitad de precio y que podéis surtiros de tan preciadísimas prendas siberianas y rústicas. A mi, que no me gusta el "total look bovino",  me encanta mezclarlas con tejidos delicados como.la seda y la gasa o simplemente con mi piel, el tejido más valioso, como nos sugiere Jeremy Scott.

www.vogue.es
Así que chicas, no renunciéis a la sofisticación aunque vayáis con prendas de punto. Todo lo contrario. Ya veis que combinan a la perfección con vestidos de noche y poses de sorpresa. (¡Uy! ¿Y toda esta gente?).

Alvarno en www.vogue.es

Y nada más, queridas lectoras, abrigaos bien que todavía nos dará algún coletazo el invierno.
Disfrutad de los cielos azules, de las montañas nevadas, de la narices rojas y goterosas y hasta del frío purificador que nos invade. En definitiva, ¡sed muy felices!
¡¡Un beso enorme!!

Sylvie Tartán.