Páginas vistas en total

viernes, 30 de noviembre de 2012

Feriarte 2012 o cómo pasar una tarde de domingo nadando en la opulencia (ajena).

Queridos amigos, hoy voy a dedicar mi espacio semanal a mostraros cosas bonitas de las que me he podido rodear durante unas horas por cortesía de mi banco. ¿Préstamos con garantía hipotecaria? ¿Cheques conformados? ¿Cuentas a plazo fijo? No, esas cosas no son del todo lindas. Lo que me envió mi banco fueron un par de entradas (debo de darle mucha pena o es que quieren hacerme sufrir más de lo habitual) para la última edición de Feriarte en Madrid.
Ataviada con mi nuevo Fusta de Loewe, nombre erótico donde los haya aunque creo que los tiros de la marca van más por el tema de la equitación, me dirigí toda sonriente a Ifema. En fin, una se agarra a lo primero que le viene a la cabeza para pasar un buen rato y, a ser posible, también a su bolso must de temporada.


Fusta (de Loewe), sonrisa y preciosa alfombra al fondo. El resto, H &M, Paul & Joe y Juan Antonio López. 

Nueva colección de bolsos Fusta. Asas trenzadas y anagrama cosido a mano en piel. El mío, el "bronceado".
Imagen de los decorados techos de Feriarte, latitud cafetería.

Para entrar en Feriarte, -arte y antigüedades a go-go- no tenéis que pasar un control de seguridad ni tampoco de cultura, por suerte, pero sí al salir por si habéis decidido llevaros un souvenir de alguno de los maravillosos stands sin abonarlo. Por supuesto, también puede darse el caso de que se haya caído directamente al Fusta sin haberte dado tú ni cuenta. Pero explícaselo a los señores controladores y sobre todo, al titular del objeto que no sé yo si tendrá la imaginación necesaria para hacerle comprender que hay cosas que simplemente vuelan y caen donde buenamente pueden.
En fin, vamos al meollo de la feria. O mejor dicho a enseñaros los objetos más sorprendentes que vi por allí, mientras os hago una pequeña disertación sobre el mundo del arte y sobre el mundo en general sin ningún tipo de complejos. ¿No va Ramoncín a las tertulias? Pues eso...

Alfombras Rahmati. Las hacen en Algete, que lo sepáis.
Dicen que el arte está de capa caída... ¿pero es que hay algo que no lo esté ahora mismo? Ya, supongo que las funerarias siguen facturando al mismo ritmo anterior al crack o incluso a un ritmo mayor ya que nuestro estado anímico influye en la esperanza de vida. Pero todos, pudientes y no pudientes, estamos esperando como fresca agua de mayo el pistoletazo de salida a un nuevo período de vacas gordas aunque sean ilusorias y sólo duren una década. Esa década prodigiosa de despilfarro, de Mirós a pie de bañera y de pelotazos urbanísticos que tantas alegrías nos dieron.

Me pirran los botes antiguos de farmacia. ¿Por mi adicción a los fármacos? Puede ser. Éstos son del siglo XVIII y de Antigüedades Enrique García.

Jarra tallada de cristal y plata. Francia Siglo XIX.  Javier Martí. Arte & Antigüedades.

Sagrario del S.XVII. Por dentro con pan de oro. Antigüedades Los Portones.

Sinceramente, aquello no creo que vuelva tal cuál lo conocimos y seguramente sea lo mejor para nosotros. Pero para ir dejando la dichosa crisis atrás, ¿qué mejor que ver piezas suntuosas y empaparnos de belleza, historia, lujo y en una palabra (o dos), arte y poder? ¿A alguien se le ocurre algo mejor que hacer una tarde de domingo gris? Seguramente sí, pero os ruego por favor, discreción y pudor con el tema.

Bote de farmacia de Antigüedades Los Portones.

Mesa de malaquita del siglo XX. Antigüedades Ferma


Muchos me diréis que os da un poco de repelús y mieditis entrar en estos codiciados templos de riqueza sin fin. En contra de lo que podamos pensar, no hay nada que entender, ya os dije que no hacen un examen de ingreso. Y además, que tire la primera piedra el que se crea un experto que seguramente vendrá otro a ponerle en su sitio. Así que, rompamos barreras psicológicas auto impuestas y disfrutemos de exquisiteces que no hace falta comprender sino sólo admirar. Y si tienes posibles y quieres disfrutarlas a diario, también comprar.




Una mujer alegre, ¡sí señor!


Treinta y seis años, casi los que voy a cumplir yo dentro de unos meses, lleva esta feria al pie del cañón, que une a anticuarios y galeristas en una suerte de amorosa fraternidad para mostrarnos sus mimadísimas selecciones. Toda una fuente de inspiración para decorar nuestras casas con lo que buenamente luego podamos adquirir por ahí, a pie de calle y que se parezca en algo.
Aquí encontraréis además curiosidades con el maravilloso encanto de lo irrepetible y de la calidad de antaño pero también obras de artistas contemporáneos: Auténticas joyitas a las que, por sólo respirar el mismo aire que ellas, merece la pena acercarse.

Botero de Galería Manuel Barbié.


Piezas de Le Saint Georges.  Especializado en Ciencias y Naútico.

Más de  Le Saint Georges.  Bola del mundo con caja ad hoc con el mapa del cielo. 

También encontraréis objetos prácticos de uso cotidiano, no todo es vida contemplativa. No es tan difícil incorporar antigüedades y dar un toque de glamour del de verdad, el de antes, a nuestras casas o dárnoslo a nosotros mismos.

Antigüedades "El Clásico". 



Bastón de marfil del S. XIX, de Joan & Joana.

Maravilloso collar antiguo de esmeraldas y brillantes. Por expreso deseo, anonimato del propietario.

Patek Philippe de 1889.
Si lo vuestro son los tesoros antiguos al estilo Indiana Jones, aquí podréis también fascinaros con piezas de gran valor arqueológico, que, particularmente, me daba pavor tirar al suelo en un momento de bolsazo involuntario. Y es que ya me estaba visualizando de asistenta, que no de asistente, de J. Bagot Arqueología, el resto de mis días para pagar la deuda. Sólo de imaginarlo se me ponen los pelos de punta.

Cortesana, fat lady. China, Dinastía Tang, 618-907 d.C.  Terracota.  J. Bagot Arqueología.

Joyitas de  J. Bagot Arqueología.

Diosa Isis con Harpócrates. Egipto XXVI Dinastía, 664-525 a.C.  J. Bagot Arqueología.
Ptah-sokar-Osiris. Egipto, baja época, 664-323 a.C. Madera estucada y policromada.  J. Bagot Arqueología.

La verdad es que Feriarte podríamos definirlo como un museo pop-up. Un museo que se instala durante unos días en el recinto ferial capitalino con la ventaja, a diferencia de los museos tradiciones, de que podéis comprar desde un zumo de naranja (ésta fue mi opción, como objeto cotidiano), pasando por una cubertería de lujo del siglo XIX, hasta piezas como veis, del antiguo Egipto o de arte africano de países imposibles . 

Fetiche doble. República de Benín. Ángel Martín, Arte antiguo africano.


Preciosa mesa con sopera del Siglo XIX. Pia Rubio.

Detalle de los vasos.

Compañía de Indias, Familia Rosa. Vajilla de 50 piezas. Decorado Mandarín También de Pía Rubio. No os perdáis su blog.
En esta feria además, como en pocas, chicas casaderas de buen ver, podréis encontrar a ricos coleccionistas de arte, solteros y sin compromiso, que pululan por allí y que, ¿quién sabe? a lo mejor están encantados de rodear vuestros cuellos con joyas dignas de Sisí Emperatriz y de amueblaros el que será vuestro hogar con la rarezas decimonónicas más refinadas. ¿No creéis que merece la pena intentarlo? Que a mi no me haya funcionado, no quiere decir nada, queridas.

Piezas japonesas de Loval Antigüedades.

Máscara japonesa de teatro  Noh. Período Meiji. Siglo XIX. Loval Antigüedades.

Japón. Loval Antigüedades.
Pieza japonesa de Loval Antigüedades.
En fin, estimadísimos lectores, aunque parezca que me paga Feriarte para promocionarles, no es así. Pero una, dentro de su modestia, quiere aportar un grano de arena para darle un poco de vidilla a esas casas decoradas a golpe de catálogo de Ikea y de Zara Home. Qué están genial, ¡no lo dudo! Pero que adquirirían más personalidad y encanto con un par de cositas descatalogadas o incluso heredadas de nuestros ancestros. Merece la pena desmarcarse e intentarlo. 

Óleo de Benjamín Palencia, "Tres figuras". En Lorenart, Galería de Arte.

Colorida alfombra.
Recomendamos entrenamiento previo a base de mercadillos, chamarilerías, tiendas de objetos vintage, almonedas y desvanes de abuelas... para luego lanzarnos al mundo de las Antigüedades y del Arte con mayúsculas. 

"Dama del Chicle" de Gerard Mas. Pieza única de alabastro patinado (Es una escultura, el fondo es un cuadro). En Mayoral Galería d'Art.

Guerrero de Xavier Mascaró. Posando como un pincelín.

Y así cerramos la tarde del pasado domingo, habiendo satisfecho nuestra atracción innata hacia la belleza y nuestra ansiedad artística más enfermiza. Stendhal  y su síndrome por suerte no hicieron aparición de esta vez y volví a mi hogar sin taquicardias ni sudores fríos pero sí con el mareo típico de un viaje de divinas alucinaciones a golpe del más selecto LSD.

Ositos de Eladio de Mora en Ifema.
Nos vemos aquí, por estas fechas, el próximo año. Justo al inicio de la recuperación económica, cargadita de euros y sin saber muy bien qué hacer con ellos. Definitivamente creo que sigo bajo los efectos del LSD...
¡¡Besos y feliz semana, adorados acólitos!!

Sylvie Tartán.

sábado, 24 de noviembre de 2012

Las Monotertulias de Moda de Sylvie Tartán. Hoy, ¡tacones peligrosos!

Esta vez nos hacemos acompañar por un pequeño chuletón. Improvisación ralentizada.
¿El tema? Los tacones. Si sois chicas, visionado imprescindible y si sois chicos, ¡también! Nunca se sabe si en algún momento de vuestra vida os tendréis que vestir de "femme fatale".



¡¡Besos y muy feliz semana!!

Sylvie Tartán.

Créditos:
Vestido Anna Sui, collar Ágatha, chaqueta Max Azria, anillo Joyería Hermida y lazo de lana de producción propia.
Zapatos Chanel, Moschino y Alexander McQueen, por orden de altura.

sábado, 17 de noviembre de 2012

Purgatorio Press, tu agencia de noticias a la de una, a la de dos y a la de tres.

1. James Bond, Jaeger-leCoultre y Aston Martin.
Por si hay algún lector interesado en entrar a trabajar en esta agencia de noticias, sabed que aquí no os exigiremos el típico currículum de carrera universitaria, experiencia laboral de veinticinco años acompañada de juventud, (vamos, que te tienes que poner a trabajar recién destetado) y tres idiomas con total naturalidad, sin incluir el francés. No, ésto no os lo vamos a exigir. Nuestros requisitos son algo más divertidos y no tan rocambolescos. 
Para formar parte de nuestro equipo se requiere, como premisa inexcusable, ser seguidor de James Bond y no nos estamos refiriendo a su grupito de facebook precisamente. Me explico.


Fotograma de "Skyfall", la última entrega cinematográfica de James Bond.

Ser versado en la vida, mujeres, coches, relojes y demás complementos estilísticos del agente 007 nos parecen circunstancias más relevantes que todas las tonterías que se pueden aprender en las distintas escuelas oficiales que tradicionalmente las imparten. Por eso queremos hacernos eco del nacimiento de la criatura fruto de la unión, esperamos que marital, entre Jaeger-leCoultre, casa relojera suiza de prestigio, y Aston Martin, casa automovilística británica de coches de lujo al servicio de su Majestad y de nuestro idolatrado Bond. De esa feliz y venturosa alianza ha nacido un "bebé-reloj" que ha sido bautizado como AMVOX7 Chronograph
¡¡Bienvenido a nuestras muñecas, chiquitín!!  

+


=

Recién nacido.


El AMVOX7 en brazos de uno de sus progenitores.

¿Y qué tiene de especial este reloj? Pues aparte de sus honorables padres, que no es poco, su mecanismo de arranque vertical. Os estaréis preguntando qué diantres es eso. Pues es que las funciones del cronógrafo se usan mediante presiones sobre el cristal de zafiro del reloj. El arranque y la parada se efectúan presionando el cristal a las 12 horas y el contador vuelve a cero, presionando a las 6 horas. ¿Queréis verlo en imágenes? Aquí lo tenéis. Todo una alarde de ingeniería relojera.



Definitivamente, instamos al MI6 a recomendar a James este reloj que le sería la mar de útil y le iría estupendo con sus Aston Martin. No tenemos nada en contra del Omega que porta en Skyfall, su última aventura, pero éste sería más apropiado para su agitado (¿o era mezclado?) estilo de vida. 
James, para ti, lo mejor de lo mejor. 
En cuanto a vosotros, si pensáis que tenéis una muñeca digna de este cronógrafo y una cuenta corriente saneada y contenta, podéis pinchar aquí para encontrar el punto de venta más cercano. Seguro que os sale más apañadico que el coche y sólo necesitáis saber mirar la hora y darle empujoncitos al cristal. 

2. Se lleva la gometría y la trigonometría.
¡Uf! ¡Qué espanto! Por suerte hablamos en sentido súper-mega-figurado-convenientemente-aplicado al mundo de la moda. Puntos, planos, triángulos, rectas, segmentos, paralelas, curvas, ángulos  y la madre que los calzó a todos conforman el universo de lo geométrico con el que convivimos de manera cotidiana sin darnos apenas cuenta, gracias a Dios.


Pablo Palazuelo (1915-2007)
Paul Klee (1879-940)

El caso es que parece que el mundo de la moda ha dado un salto y de la Factultad de Bellas Artes se ha pasado a la de Ciencias Exactas, denominada ahora con la temible palabra "Matemáticas". 
Uno de los máximos seguidores de esta tendencia es el diseñador Peter Pilotto (no confundir con "perrito piloto") que nos fascina este invierno con sus vestidos de trazados geométricos perfectos. 

Otoño-invierno 2012.
Y que nos sigue deleitando también con su colección para el próximo verano donde los mezcla con volantes, formas suaves, redondas y evocadoras de la naturaleza.

Colección primavera-verano 2013.
(Peter Pilotto se vende en: Santa Eulalia, Barcelona, - Elite, Marbella y - NYC, Ibiza)
Primavera-verano 2013.
Esta tendencia geométrica va a seguir inundando todos los cubículos estancos de la moda: Prada también se apunta a las formas arquitectónicas con relax de toques florales.


Fotografía de Vogue.
Fotografía de Vogue.
Y Fendi, en cambio, ni siquiera se relaja. Geometría en estado puro. 
Fotografía Fendi en Vogue.
La que vaya por letras y no por ciencias, lo lleva claro la próxima temporada y también ésta, porque nos toca, queridas, mezclar geometría y fantasía, polígonos no industriales y curvas, rigidez y libertinaje. Y es que la moda es la vida misma. 

3. No salgas del armario. Simplemente cámbialo.
En Purgatorio Press también tenemos armario y también sufrimos en silencio su cambio cada temporada. Este sufrimiento intentamos  retrasarlo al máximo y, cuando ya no hay escapatoria, lo paliamos con una Hemoálisis, o sea, una tarde entera altillo va, armario viene, armario vuelve, altillo regresa... y este año, no sé cómo hemos hecho que nos han sobrado un montón de perchas. ¿? 

Perchas Purgatorio Press.
¿Tan poquita ropa tenemos para este invierno? ¡Ay madre, la que nos espera! ¿O, quizás, es que teníamos mucha para el verano? Bueno, casi que nos quedamos con esta última deducción para afrontar el otoño-invierno etílic... digo, estilístico con más alegría y pensando que tenemos un gran fondo de armario. 
Si a vosotros también os ha "desaparecido" ropa, no desesperéis. Al final, esto son dos días y todos vamos a acabar en el mismo sitio rodeados de gusanitos impíos devorando nuestro último outfit

4. Anuncios gingivales y dentales. 
Todavía tenemos la sana costumbre de leer la prensa desayunando, ya sea en formato papel, Orbyt o en el gratuito digital. No sabéis lo desagradable que es ver anuncios de clínicas dentales con grandes fotos de bocas en estado casi de putrefacción o en mitad de una desagradable intervención en la que las encías están retraídas y vemos una enorme piñata donde cada diente mira a un punto cardinal distinto. 
Señores, ¿por qué nos torturan de esta manera? ¿Piensan sus responsables de marketing que así nos van a poner los dientes largos e iremos corriendo a "arreglarnos" la boca? Por aquí los efectos que nos provocan son arcadas, malestar general, el propósito de no ir  al dentista en mucho tiempo y el paso inmediato a la hoja siguiente. 

Para no herir sensibilidades hemos apostado por ilustrar esta nota con dientes sanos y agradables.

¿Os imagináis que en los anuncios de clínicas de cirugía plástica nos pusieran imágenes del momento en el que colocan una prótesis mamaria o están limando un hueso de la nariz? ¿Se operaría alguien? Seguramente sí porque hay gente para todo pero desde Purgatorio Press suplicamos que, por favor, se dé un giro a la tendencia en lo que se refiere a marketing dental porque, de verdad, vamos a tener que desayunar con una palangana cerca. 

Gustavo,  en versión "Crepúsculo", con sus atractivos y perfectos colmillos. 

5. Un descubrimiento ideal para adictos al e-shopping
Qué gustito da, ahora que hace tanto frío, no tener que salir de casa. Mantita, película, libro, y ¡una buena e-shop para pasar la tarde gris! Precisamente hace unos días, nos llegaron noticias de Maison Artist, una tienda de decoración on line, de diseño nórdico y vintage de marcas exclusivamente europeas. Que ya va tocando esto de levantar el viejo continente y frenar su incontinencia frente al resto de mercados mundiales.  


Preciosa fuente para el horno. Comprar aquí.
En esta Maison encontraréis piezas ideales y accesorios para la cocina, salón, dormitorio, baño y para el espacio dedicado a los peques de la casa. 

Vaso con palomitas de la paz para apaciguar a los niños. Comprar aquí.

Gasolinera para guardar juguetes sin necesidad de darle un euro a ninguna compañía de hidrocarburos.Comprar aquí.


Maison Artist apareció en nuestros ordenadores a finales de junio de 2012 y desde entonces ha ido creciendo continuamente incluyendo nuevos productos en el catálogo, además de servicios exclusivos como el de regalo que te permite enviar el pedido a otra persona con un envoltorio especial y una tarjeta dedicada. 

Flexo lila, ¡atrévete con este color! Comprar aquí.
Así que ya sabéis, si os queréis hacer un regalo o queréis hacérselo a vuestras personas queridas, tened muy en cuenta Maison Artist porque aquí encontraréis buenos precios y piezas bonitas y curiosas. Un gran descubrimiento.

6.Mermelada de naranja amarga y After Eight. Experiencias personales con el Más Allá.
¿Puede haber dos cosas más repugnantes para un niño? Seguramente sí, pero el caso es que a mi de pequeña me ponían estas dos repugna-delicatessen en un lugar tan idílico como es el Gran Hotel de La Toja, en la isla de ídem y lo siento, no podía con ellas. 

Gran Hotel de La Toja, un legendario hotel de lujo que conserva su encanto con dignidad.

En el bar inglés de tan sublime alojamiento, cuando pedías un vaso de leche o un café, siempre lo acompañaban de la chocolatina de marras rellena de menta. En el desayuno, que nos subían a la habitación, entre las mermeladas siempre se colaba la "marmalade" de las narices que mi madre hacía cambiar ya que tampoco la soportaba.


Plato y cuchara de Zara Home con mermelada de naranja amarga.

¿Y qué pasa ahora? Que adoro ambas cosas y muero por ellas. ¿Será éste el mismo caso de los niños a los que pegan y que cuándo se hacen adultos siguen queriendo que les den unos azotes? ¿Dependencia psicológica al sufrimiento cuando se relaciona con un entorno hermoso? 
Lo ignoro pero mis desayunos y meriendas ya no son lo mismo sin  mis más odiados sabores de la infancia.
¡Ayuda, Sigmun Freud!


----------------------------------------------------------Purgatorio Press, tu agencia de noticias, a la de una, a la de dos y a la de tres.

----------------------------------------------------------
¡¡Besitos y muy feliz fin de semana!!

Sylvie Tartán.