Páginas vistas en total

lunes, 1 de julio de 2013

¡¡¡Mis primeros "Manolos", chispas!!!

Chicos, no leáis ésto. No lo entenderíais nunca. Chicas, vosotras sí podéis quedaros.
Por fin ha llegado el día en que Manolo Blahnik Shoes ha entrado a formar parte de la familia. Ésta es la breve historia de su adopción.

Antes de entrar en Manololandia. Ya les había echado el ojo en el escaparate pero por si acaso, por si no era correspondida, disimulé. No hay que perder la compostura por mucho interés que haya.

Tras intensas negociaciones -y no es broma-, conseguí pagar el rescate de los manolos. He aquí el bonito documento acreditativo de ello.

¡Los "manoliños" ya están en casa! Adaptándose muy bien al entorno. ¡Ya juegan con mi Smeg!

Los "manolos" retozando en la cama.

Agotados. Han sido muchas emociones.
Ahora sólo nos queda disfrutar juntos de la vida: fiestas, paseos, compras, cenas, meriendas, comuniones, juntas vecinales, funerales de vecinos... Allí estarán siempre mis Manolo Blahnik. Unos buenos y glamourosos tacones donde apoyarme cuando crea que todo, absolutamente todo, está perdido. 
¡¡Besitos, corazones!!

Sylvie Tartán.

10 comentarios:

  1. Respuestas
    1. ¡Je, je! Manolo es la bomba. Yo solo soy -desde hoy- una usuaria de esa bomba. ¡Besitos y gracias!

      Eliminar
  2. Ideales!!! Preciosos los "manoliños". Eres el colmo del glamour!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hago lo que puedo por mejorar las calles, ¡ja, ja, ja! ¡Un besazo y mil gracias!

      Eliminar
  3. ¡¡¡Son preciosísimos!!!! Que envidia, joooooo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Maravillosos! No lo puedo negar. ¡Besitos y gracias mil!

      Eliminar
  4. Manolo Blahnik <3 Estos zapatos son el sueño de cualquier chica!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Siiiii! Totalmente de acuerdo, Anna. Los hay maravillosos. Con estos no me quejo. ¡Un besote y mil gracias!

      Eliminar
  5. Hasta ahora te admiraba y era fan. Desde hoy te envidio (sanamente) con toda mi alma.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Tranquila, Mo! La tienda sigue ahí y puedes conseguirlos. Tú más que yo, ¡seguro!
      ¡Un besote grande y mil gracias!

      Eliminar