Páginas vistas en total

miércoles, 10 de julio de 2013

Letras rojas para el buzón y rosas azules para el cajón.

Queridos lectores,  ¿hay algo que dé más pereza que regresar de viaje y abrir el buzón? Pues sí. Deshacer la maleta sin duda. Pero después de deshacer la maleta, creo que ir a ver las facturas y sufrir la congoja de la apertura del receptáculo -que aparte de facturas, puede contener multas-, se lleva la palma en cuanto a actividad post-vacacional tediosa y desagradable.  Hoy, en el culmen de esta tesitura, me he encontrado una bolsita semi transparente que contenía lo que parecía ser un periódico. Lo primero que pensé al verlo es que lo remitía H&M. ¡Para que luego digan que la publicidad no nos influye! 

Primer plano de la simpática bolsa de marras.



Logo de H&M.

El caso es que no, no era la famosa marca la remitente sino que se trataba de una publicación de Comisiones Obreras que se llama Madrid Sindical. Pero tampoco era yo su destinataria sino otra persona que vive en mi edificio. Por error, mi cartero, que anda atontolinado o sustituido, la introdujo donde no debía. La carta-bolsa, se entiende. Fruto de este error, ahora sé qué tengo un vecino de Comisiones, sindicalista y además sé dónde vive. ¡Ojo! 
Bromas aparte y sin tener nada que ver realmente, hoy quería recomendaros mi última, grande y florida, adquisición. Los que ya me conocéis sabéis que me pirran las flores: naturales, artificiales, en la cabeza, en casa, a domicilio... y ahora también en el cuello, siempre que no aprieten mucho. Por eso, un golpe de pasión desenfrenada pero aderezada con  raciocinio -porque sé con certeza que se trata de una  inversión-  hizo que me llevara a casa este collar diseñado por el joyero Isidoro Hernández

No me digáis que no favorece.

Azul como el mar, en caucho y lleno de rosas ensartadas, habita ya el cajón de la fortuna. Perfecto tanto para alegrar y pizpiretear un vestido de noche como para lucirlo con una camiseta y unos vaqueros. Eso sí, espero que no se derrita con el calor y tenga que llevarle a Isidoro los restos del espeto de rosas, cuál raspas de sardinas procedentes de un chiringuito.

Definitivamente, me requeterrechifla.


La revista Grazia, recién salida hoy al mundo de los quioscos, y de la que me declaro públicamente fan, hacía también apología de este maravilloso y favorecedor collar, en su versión verde, en un estupendo reportaje sobre joyas que veía la luz a primera hora de la mañana. (Si aguzáis la vista podréis ver hasta el precio).


Resumiendo nuestro particular Libro Gordo de Petete de hoy:
a) Los logos de Madrid Sindical y de H&M se parecen. Información muy útil para nuestra vida diaria.
b) Chicos, si tenéis que hacer un regalo, acudid raudos a Claudio Coello, 38 en Madrid. Chicas, si queréis celebrar que hoy todavía es miércoles y que hace un calor del demonio,  ya sabéis la dirección. ¡Saluditos a Isidoro de mi parte! Teléfono 91 781 20 53 para más información.
Y en el próximo artículo comenzamos El Camino de Santiago: la Crónica. No os la perdáis que tiene chicha y limoná a partes iguales porque será diferente a todo lo que hayáis leído hasta ahora sobre el tema. Lo prometo y os emplazo para su lectura si es que esta astenia veraniega no acaba conmigo antes.
¡Un montón de besos y otro montón de aparatitos de aire acondicionado funcionando!

Sylvie Tartán.

4 comentarios:

  1. Hola Sylvie : por fin el " monocromatismo " , (perdona pero me estaba mareando tanto colorido) me parecen maravillosos y superfavorecedores estos collares , es turquesa el que luces tan divinamente?
    Echo de menos tus monotertulias, un posado veraniego en la Lanzada y estoy espectante por ese reportaje del Camino de Santiago , me servirá para recordar las anécdotas vividas en el Camino Francés? Aunque te ví muy ligera en la primera entrega.. habias posado la mochila ?
    un beso guapa .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Oh! Juraría haberte contestado hace unos días... Las monotertulias volverán en agosto, ¡prometido! Estoy deseando hacer alguna que otra, ¡ja, ja! El collar es más pálido. Incrementé el color para incrementar mi moreno. La mochila, efectivamente "no chan".
      ¡Besitos y gracias Snowie!

      Eliminar
  2. Me encanta el collar, es monisimooo. Me apetece mucho ir a ver a Isidoro

    ResponderEliminar