Páginas vistas en total

jueves, 26 de enero de 2012

"La Tournée des Restaurants & Bistrots". (Nº 5)

¡Queridos amigos, estáis perdidos! Un nuevo número de la guía gastronómica más prestigiosa de este país os acecha para haceros caer en todo tipo de tentaciones culinarias y sobre todo, para que olvidéis operaciones biquinis y triquinis que con el buen tiempo, me apuesto algo, a que ya estáis planificando.
No huyáis de su poderosa influencia, es inútil. Dejaos mecer por la corriente de ricas salsas, tumbaos sobre sabrosos soufflés, untaos por completo de cremas y chocolates, envolveos en carnes rojas al punto de sal cual Lady Gagas para luego descansar sobre un colchón de merengue. Subid una talla si es imprescindible, bajad una escalera si luego es necesario, pero comed, disfrutad y sed felices. AMÉN.

Deliciosos pastelitos de confitería Pascual (Sant Pere de Ribes) "pillados" en fiesta privada.
1. Comenzamos hoy nuestra ruta de placeres gástricos y paladiales... ¡con celebridades en pucheros! No, no hemos puesto al baño maría ni en el horno a ningún famoso/a aunque nos gustaría hacerlo ¡os lo aseguro! ¡Y a temperatura máxima! Pero venimos de Enofusión y hemos pellizcado algo de Madrid Fusión, la cumbre culinaria por excelencia, de la capital. Allí hemos tenido el placer de degustar vinos estupendos de los que os daremos cuenta próximamente y también hemos conocido a grandes cocineros. ¿A quien madruga Dios le ayuda? ¡Pues no siempre, queridos! Llegamos tarde, salimos tarde y nos encontramos con la crème de la crème. ¡Una delicia mon amour!

Con el genial y famosísimo Sergi Arola.


De derecha a izquierda, Fernando Pérez Arellano (Restaurante Zaranda), su sumiller y uno de sus proveedores.
Con el guapísimo, encantador y no sé qué más deciros Paco Roncero y mi sonriente fotógrafa, Regina.
Con Miguel Ángel Amigo, uno de los miembros de la bodega del Bierzo Luzdivina Amigo.

Con la gallega Alejandra Rouco, directora comercial de bodegas  Juan Gil.
Como podéis ver, no perdimos el tiempo y mis rescatadas medias de La Perla causaron sensación. ¿Qué más se puede pedir? Pues ¡mucho más! Sigamos con nuestro viaje, pónganse la servilleta y agarren bien el tenedor, ¡allá vamos!

2. Arrancamos con algo fuerte y no estoy hablando del desnudo de un pavo relleno en la portada de Interviú. Me refiero a un restaurante contundente, un restaurante alemán.  El que hoy os sugerimos se llama Prost y se encuentra en Madrid desde el año 1980. Ideal para "comer, comer" y dejarse de pamplinas.


Prost, al que he acudido un puñado de veces rodeada siempre de muy buenos amigos, no os dejará con el estómago vacío. Eso sí, los que más vais a disfrutarlo sois los carnívoros, como yo. Carne en abundancia, riquísima, jugosa y fresca que podréis acompañar con más carne o con deliciosas ensaladas. Carne con carne, suena bien, ¿no?


Chistorra de aperitivo, para empezar a hablar, vamos...


Si sois de buen comer, una estupenda opción para ir "picoteando" mientras esperáis por vuestra pieza, es que pidáis las riquísimas gambas con el toque justo de sal, cálidas, suculentas y con impertérritos ojillos negros que te miran desde el Más Allá.

¡Ay, chicas! Aunque me miréis así os volvería a comer mil veces mil.


Pero volvamos a la carne. Cruda y con su grasilla para que de manera interactiva os la vayáis haciendo a la brasa que previamente os traerán bien caliente. El único problema que hay es que con la tontería te puedes acabar comiendo un kilo de chicha sin darte cuenta. Pero nada que no pueda remediarse. En la siguiente ingesta, ya sea cena o desayuno, reducís el tamaño de la cazuela y listo. Ni método Dukan ni leches descremadas, las calorías que entran por las que salen. Suma, resta, corta, pega y ¡a vivir que son dos días!  


Os juro que no puedo ver estas fotos sin salivar. ¡Esto es un suplicio!
Para daros este homenaje sólo tenéis que reservar mesa en Prost, en la calle Orense, número 6 de Madrid, en el teléfono: 91 555 28 94, pedir la carta, elegir, comer y luego pagar la cuenta, por supuesto. Para situaros os comento que está muy cerca de Nuevos Ministerios y justo al lado de donde se ubicaba el extinto sin extintores edificio Windsor que pasó a mejor vida en un incendio la noche del 12 de febrero de 2005. En fin, al final todo se reduce a brasas por esta zona, ¡Madre Santa bendita!

Edificio Windsor en plena combustión. Foto de El Mundo documentos.
3. Y pasamos ahora a un bar-restaurante que si tuviera que definirlo con una sola palabra, o con dos según Jesulín, diría que es absolutamente encantador. Estoy hablando de Pasqua, en el madrileño barrio de Chamberí. Preciosa y alegre decoración, atención cariñosa y una estancia absolutamente acogedora. Aquí podéis venir de afterwork o de after lo que queráis, tomaros un riquísimo cóctel y acompañarlo con apetitosos platos para que no se os suba el alcohol a la cabeza. Recomendación personal de una aficionada al bebercio.




El ambiente entre semana no lo conozco todavía pero he leído en los grandes foros que es divertido y chic. En poco tiempo, Pasqua se ha convertido en una de las opciones de moda en la capital para ir a tomar una copa después del trabajo. Los fines de semana, lo mismo y además ambiente agradable y simpático, con gente encantadora y con muchas ganas de pasárselo bien. Amaya y Luis, sus propietarios, suelen estar por allí. Tuve la gran suerte de conocerles personalmente y me hicieron sentir como si estuviera en mi propia casa. ¡Gracias amigos!


Grupito de celebración cumpleañera. ¡Felicidades chicos!
Con Amaya Morera, autora de "Lazos y Corbatas", y Luis, su marido.

¿Qué podéis comer aquí? A mis amigas y a mi, nos dio esa noche por la verdura, ya sabéis las calorías que entran por las que salen,  y nos decantamos por una ensalada Capresse, unos corazoncitos de alcachofas servidos con salmón y un parrillada de verduras con sorpresa, ¡llevaba melón! Pero tenéis una carta mucho más amplia y su plato estrella es el lomo de buey. ¡Buena excusa para volver!






Como sabéis padezco malas digestiones, ejem, y para poder ayudar al estómago en su tarea necesito hidratarlo ya que mis jugos gástricos no son suficientes para realizar tamaña tarea, ya me lo han dicho los médicos. Así que mi digestivo para la ocasión fue un delicioso gin tonic color fresa del que parecía que iba a salir en cualquier momento la glamourosa Dita Von Tesse enfundada en uno de sus fantásticos corsés.


Si queréis vivir estas experiencias, podéis reservar mesa en Pasqua en el 91 535 74 86, o si preferís estar en la barra o simplemente os da igual arriesgaros a no tener mesa libre, id directamente a la calle Vallehermoso, 98 de Madrid. Su e-mail: pasqua@hotmail.es. Si vais por allí, porfi dadles recuerdos de mi parte a sus adorables propietarios.

4. Y ahora os voy a hacer una propuesta que se está poniendo muy de moda en la capital: ir a un salón de te. Sí, no os estoy pasando un mensaje en clave o un nombre falso para otro tipo de juergas. Es tal cual os lo he dicho: ir a tomar el te a un coqueto saloncito. Atrás quedaron los tiempos en que sólo nuestras abuelas acudían a estos locales de alterne en el buen sentido. Ahora, sus nietos también vamos y ¡nos encantan! El último que he conocido y que no puedo dejar de recomendaros es MARGÓ, también en la capital. 



Pastas de té rodeadas de barquillos en una suerte de bacanal de azúcar.
Aquí podrás desayunar, tomar el brunch, un aperitivo, comer, merendar...  y sobre todo es el lugar ideal para tomarte un té perfectamente preparado y en condiciones óptimas de aroma y sabor. Y si os gusta mezclar dulce con salado, una de mis secretas aficiones, tenéis deliciosos sandwiches de pepinillo y mantequilla, de solomillo, espinacas y mostaza, tablas de queso, de foie... que bailan perfectamente compenetrados con muffins de chocolate, caramelo y pastas de té. 

 

Un día hundiré mi cara en una tarta así. ¡Lo prometo!



Pero no se acaba aquí la cosa. También podréis venir a tomaros una copa al final de la jornada laboral si os apetece estar en un sitio tranquilo, elegante y relajado. Y si lo que queréis es comprar, no dudéis en visitar su tienda que tiene cosas monísimas para el te y mucho más.  





5. Y para poder comprar todas las viandas, ¿a dónde van los cocineros? Aparte de sus proveedores habituales que les traen los mejores géneros, ellos también encuentran la materia prima para sus creaciones en los tradicionales mercados. Para despedirnos os traigo un pequeño recorrido por uno de los más emblemáticos de Barcelona, el Mercat Galvany, en el estupendo barrio de Sant Gervasi, en la calle Santaló, 65 de BarcelonaNo os asustéis, no me han abducido naves alienígenas ¡sigo siendo yo! Y sigo sin saber comprar en un mercado. Cuando entro en ellos me siento como si llevara un cartel en la cara de "No tengo ni idea de nada, podéis venderme lo que queráis" por eso no puedo disfrutar de estos lugares como se merecen. Eso sí me desquito haciendo fotos a sus rinconcitos llenos de contrastes, maravillosos coloridos y un buen repertorio de sugerentes olores.  

 
 
 

Y por ahora nada más. Esperamos desde La Tournée des Restaurants & Bistrots haber despertado vuestros apetitos más bajos y glotones y que hayáis tomado buena nota de estos lugares a visitar. Os esperamos en un nuevo número de la guía más loca y pizpireta del país. ¡Carpe diem y a comer, pequeñuelos!
¡¡Un beso cariñoso y muy feliz fin de semana!!  


Sylvie Tartán.

15 comentarios:

  1. ¡Me ha encantado el reportaje! muy completo¡y que interesante!.
    ¡Bsos!

    ResponderEliminar
  2. hummmmm!!!! ese salón de té..me imagino tomando algo con Sherlock Holmes ;D
    besitos!

    ResponderEliminar
  3. Esto es casi un pecado...todo, todo, todo me encanta, ¡qué suerte haber conocido a estos grandes cocineros! qué envidia! besos

    ResponderEliminar
  4. El día que hundas la cara en esa tarta....avísame que yo haré un festejo paralelo con una de nata y fresas ajajajaj
    Son una pasada todas las fotos, son comestibles, y afortunada tú entre las mortales que te puedes permitir el lujo de catar cada uno de estos placeres!
    enhorabuena!!!!!!!!!!besossssssssssssssssssssssssssssssssssssssssss

    ResponderEliminar
  5. ¡Gracias Sandri!
    Mininessie, ¡encima está todo buenísimo! Aparte de que el local es ideal.
    Kisia, ¡fue lo mejor de la tarde! ¡Muy divertido, son simpatiquísimos!
    ¡Gracias Amai! Llevamos años diciendo lo de la tarta, hay que hacerlo, estaría genial para tu blog http://peoplewantflesh.blogspot.com/. Yo me ofrezco como modelo!!
    ¡Besitos para todas y mil gracias!

    ResponderEliminar
  6. Sylvie...¿Dónde lo metes? Si no te conociera, diría que sobrevives a base de hojas de lechuga, pero a mi la cuenta de la vieja de sumar y restar calorías está claro que no se me da igual de bien que a ti!!! Enhorabuena.

    ResponderEliminar
  7. Madre mía, qué hambre!! A mí también me ha costado no salivar... un suplicio!
    Me quedo, sin duda, con las joyitas de la primera foto... y todo lo que ofrece Margó! Ojalá algún día pueda pasarme por allí.
    Por cierto, me encanta tu primer modelito :)

    Un beso!

    ResponderEliminar
  8. ¡Te quejarás, Celina! ¡Si estás fenomenal! Te aseguro que como como una bruta. También es cierto que he engordado ¡pero me hacía falta!
    ¡Mil gracias Saru! Yo también me quedo con las joyitas primeras, ¡ja, ja!
    ¡¡Besos para las dos y muchas gracias!!

    ResponderEliminar
  9. La verdad que todo tiene una pinta estupenda....y por mi parte doy fe, que en Pasqua cenamos de maravilla y los dueños fueron muy acogedores, habra que repetir!!! ;) muchos besos, Silvia.

    ResponderEliminar
  10. Pero que hambre como siempre!!!!! Me encanta el salón de te y ja, ja, ja me pasa como a ti los mercados para verlos tampoco se comprar... Buen fin de semana

    ResponderEliminar
  11. Sylvie esto es un castigo, no? Placeres divinos al alcance de los mortales, que buena pinta tiene todo! Que lugares tan idílicos y que carnes! hasta las verduritas (tan odiadas por mi) tienen una pinta maravillosa en tus fotografías. Por cierto, adoro tus looks, que medias! y que zapatos!! Es de agradecer que nos pongas tus fotos y así que tratemos de encontrar, cual jeroglifico, donde te has metido esos kilos de más que dices que has cogido ¿?
    Besoteessss cielooo.

    ResponderEliminar
  12. Que rico todo!!!No sabría con qué quedarme o con qué atiborrarme...Los mercados,solo de visita,nunca compré,me tomarían el pelo.Así que de tal palo tal astilla.Besitos.

    ResponderEliminar
  13. Hola sylvie, estás en todos los lados. Estoy contigo y los mercados, no he entrado en ninguno. Y te veo muy mona para pasearte por ellos.

    ResponderEliminar
  14. ¡Gracias Yolanda! Claro que hay que repetir.
    Kitty, si es que ¡somos clavaditas, ja, ja!
    Eva, ¡te aseguro que se notan y se ven! Pero bueno, aunque no han sido deseados y no los he buscado ¡ahora sí son queridos!
    ¡¡¡Mamiiiiii!!! ¡¡Por eso salí yo así!!
    ¡Gracias Ladymarcas! No, no acostumbro. Entro en uno, una vez cada década, ¡ya van 4!
    ¡¡Besazos y mil gracias por los comentarios!!

    ResponderEliminar
  15. Pero Sylvie... ¡¡¡Cómo me pones esos manjares!!!
    ¡¡Bravo por el cocinero y pastelero!! ¡Mis felicitaciones!
    No me importaría tener unos kilos de más con tal de comerme esas delicatesen... ¡Qué rico!
    Bravo por el reportaje. ¡Me ha encantado, todo, todo, todo!
    Besitos miles.

    ResponderEliminar