Páginas vistas en total

jueves, 3 de enero de 2013

Niños... ¡al salón!

¡Feliz año, queridos lectores, y felices futuros Reyes Magos! 
Imaginando una versión masculina de la famosa novela de Fernando Vizcaíno Casas, -que confieso leí siendo pequeña y no es precisamente infantil y lo peor de todo es que me gustó-, retomamos la rutina con cierta urgencia. Quedan escasos días para que nos visiten sus Majestades y no es cosa de dormirse en los laureles. Para dormir, lo mejor, una cama, a ser posible de las de antes, con cabecero y piecero para que haya donde agarrar en caso de emergencia.
Y aunque desprecie los laureles, ya me estoy yendo por las ramas, ¡soy un desastre! De lo que os quiero hablar hoy es de la reciente inauguración en Madrid de un centro de pulimiento de imagen, o sea, de una boutique masculina por la que debería pasar todo caballero que se precie de serlo: Belgrave, en la calle Velázquez, 61. 

La apetecible chimenea de Belgrave.

La clase empieza por los zapatos, eso está claro. Si éstos merecen la pena, podéis mirar el resto, chicas.
Queridos, adoraré al que se atreva con este foulard de lunares. "¡Me encanta!" que diría Naomi Watts.
Os cuento. Un jueves de hace un par de semanas tuve el placer de asistir a una copa navideña con presentación de colección incluida en esta sacrosanta firma de moda masculina que ha tenido a bien instalar su templo en la capital. Allí pudimos toquetear chaquetas, corbatas, jerseis, camisas, cinturones... y comprobar que, aunque el gigante chino nos invade de forma virulenta y nosotros encima nos dejamos, donde esté un buen traje de ascendencia británica, italiana o española, que se quite todo lo demás. Eso sí, que no nos quiten lo bailao aunque haya sido con un chino. 

En Belgrave tenéis sastrería napolitana. Ideal para extorsionar al prójimo pero, al menos, hacerlo con clase.

¿Botones montados o montaditos de botones?

Perchero 100% napolitano. 
En Belgrave tenéis dos opciones principales: una la sastrería a medida, digamos artesanal y a la antigua usanza, la de verdad, en trajes y camisas, y la otra, también en estas prendas pero en la que se adaptan patrones ya hechos a vuestras medidas concretas. Lógicamente los precios varían bastante, pero ya que meto el tema, no puedo dejar de mencionaros que aquí os vais a sorprender para bien a la hora de pagar la factura. Han sabido adaptarse a los tiempos y ofrecernos estilo y calidad a buen precio. Si hasta Isabel Preysler, que es uno de los termómetros de la economía nacional, se está apretando el cinturón, es que definitivamente, tenemos que hacerlo.

El rincón de la sastrería.


El rincón del desnudo. El probador, vamos.
Pero chicos, si hay que apretárselo, al menos que el cinturón sea mono. El cinturón y todo lo demás, puestos a pedir, porque... ¿hace cuánto tiempo no renováis fondo de armario? ¿No será ya hora de exorcizar vuestro guardarropa, extraer las prendas endemoniadas y purificar vuestro look-yo soy tu padre? 

Cinturones... ¡a apretarse!

Ejército de cuellos preparados para el ataque de los clones. (Hoy tengo el día friki).
Advertencia: tienen todo el abecedario. No hace falta que os llaméis Diego Manrique o David Montero.

Con la corbata pasa otro tanto de lo mismo. Si hubiera nacido hombre con corbata, que también puedes nacer sin ella, por supuesto, tendría cientos. ¡Qué digo cientos! ¡Miles! Es en este complemento donde podéis dar rienda suelta a vuestra imaginación, aunque ello no quiere decir que valga todo. Tirad ya esas corbatas dignas de arrasar en un casting de cualquiera de las cuatro películas de Torrente y animaos con finas flores, lunares, príncipe de Gales y combinaciones de colores elegantes, otoñales y sin estridencias.



Y si el exterior es importante, el interior ya ni te cuento. Si vais vestidos hechos unos pincelitos y luego nos tiráis la puerta en la cara en lugar de dejarnos pasar antes (lo siento por las que quieren la igualdad en todo, ¡yo no!) pues como que el "look-yo soy tu padre" se nos derrumba y la inversión será la misma que hicieron los que compraron pisos en 2007 para especular. O sea, ¡un fiasco!

Para cuidar vuestros otros interiores, Belgrave.

Ahora sí estamos hablando de calzoncillos, queridos.
Os recuerdo que sea cual sea vuestro estilo, clásico o informal, aquí encontraréis buena materia de ambas tendencias. Y no sólo de lo que os he hablado hasta ahora sino también en forma de tirantes, bendito Pedro J. que tan bien los luce...



...gemelos, pijamas...



...zapatos de sport, camisas "de leñador" y pantalones de vivos colores para los más atrevidos.  


La manufactura de los zapatos es ¡española! 
Ajustaos gafas porque viene foto borrosa.
¿Qué resulta que estáis súper bien vestidos y no necesitáis nada nuevo? ¡¡Enhorabuena!! Por favor, enviadme vuestro número de teléfono a elpurgatoriodesylvietartan@gmail.com y una foto reciente. La foto no es por nada importante. Sólo para comprobar certificado de penales y demás datos que pueden constar en Comisaría. Pero aún para vosotros, Belgrave tiene detallitos interesantes. Perfumes, velas con fragancia...

Aunque no lo parezca es colonia.

Que cada palo aguante su vela. Pero si son éstas, ¡mejor!
... mantas, calcetines...
Si no sabes qué regalar, regala una manta o una somanta, según...

... botellas de whisky... ¡ups! 


¿Me he colado?


¡Nooooo! No expenden alcohol en Belgrave ni siquiera a los que ya somos mayores de edad. Desde hace poco, pero lo somos. Es que os recuerdo que se trataba de una copa navideña. Ése era uno de los motivos de la visita, junto con conocer la colección de otoño- invierno. A todos los asistentes nos agasajaron con una deliciosa copa de The Glenlivet 12 years, que según me ha informado una profesional del ramo (me refiero a una catadora profesional) está incluso mejor que el de 18. Así que bravo por la elección. Si os digo la verdad, yo no puedo con el whisky pero como en todo, hay clases. Y de éste no sólo me tomé una copa sino dos. Lo bueno, si es de malta y añejo, dos veces bueno.

Aspecto de Belgrave en un momento de la tarde-noche.

Muy bien acompañada con dos de los elegantes socios de Belgrave, Iván Espinosa de los Monteros y Javier Muro Durán. Antes del whisky.

Después de tomarnos el whisky la fotógrafa y nosotros. (¿Mi vestido? Milly of New York . Zapatos de  Chanel)

Y nada más, queridos. Luego no digáis que os tengo abandonados, que nunca escribo sobre temas masculinos, etc. porque últimamente estoy que me salgo, que si coches, que si corbatas...¡sólo me falta poneros un consultorio sentimental! No lo descartéis. ¿No entendéis a las mujeres? Yo os las explico previo pago de estipendio.  En fin, fantasías animadas de ayer y hoy aparte, os dejo con Belgrave y con la carta a los Reyes Magos. ¡Daos prisa! Y si vivís en Madrid, acercaos hasta la calle Velázquez, 61 y entregad allí la misiva a sus Majestades de Oriente y... una tarjetita de crédito o un puñadico de cash si es posible.

Teléfono: 915 761 045.

El buho, símbolo de sabiduría y de Belgrave.

Por mi parte, voy a lanzarles bengalas, echarles las cartas del tarot y lo que haga falta a estos Reyes que poco se prodigan, la verdad. Una vez al año es insuficiente. ¡Necesitamos que vengan más a menudo!
¡¡Feliz 2013, queridos míos!! Salud, paz, dinero, amor y... un  besito de Sylvie Tartán. Lo último lo tenéis fijo. Eso sí, ¡virtual!

26 comentarios:

  1. Feliz año sylvie. Yo me comparia varias cosas siendo mujer, las velas la manta, el foular... pero lo que mas me ha gustado es tu foto con los socios de Belgrave. Buena semana y que te traigan muchas cosas los Reyes Magos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Feliz año Kitty! Pues no te lo vas a creer pero me dijeron que el foulard de lunares lo vendían más a mujeres. ¡Buena elección!
      A mi también me encanta la tienda pero lo que más me gusta son ellos, ¡ja, ja! ¡Un besazo y felices Reyes!

      Eliminar
  2. Querida Sylvie! como siempre súper divertido y ultra chic!
    Desde luego, yo me compraba foulard, zapatos y hasta una americana en Belgrave! y es que ya en las fotos se puede apreciar la alta calidad "dil prodotto"!
    ¡¡Enhorabuena reportera más dicharachera!!! :***

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ja, ja, ja! ¡Síiiiiii! Gracias Amai, la tienda te encantaría y estoy segura de que le sacarías partido aun siendo tan femenina como eres. ¡Besitos y felices Reyes!

      Eliminar
  3. Ellos también merecen estar guapos!
    sí señor!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ellos DEBEN estar guapos! ¡Ja, ja! ¡Besitos y felices Reyes!

      Eliminar
  4. Querida Silvia, mis más sinceros agradecimientos en el arte del buen gusto por iluminarnos en las tendencias para un sector masculino necesitado de tu glamour y romanticismo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Oh, gracias!! Me encanta la mezcla de "glamour" y "romanticismo". ¡Un besito y muy felices Reyezuelos!

      Eliminar
  5. Todo divino, lo malo es que luego sales a la calle y solo hay que ver el panorama. La gente esta perdiendo el glamour.
    por lo demas muy monos tus amigos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ja, ja! Y en verano pierden más... es terrible. ¡Un besito y muy felices Reyes!

      Eliminar
  6. Me gusta todo, incluidos los dueños.Hay tiendas de obligada visita para ser chic y en el sector masculino,Belgrave me parece ideal.
    Sylvie guapa como siempre.Besos y Feliz 2013.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias Kisia! Te va a encantar. Y sí, los dueños forman parte del encanto, ¡ja, ja! ¡Un besazo y felices Reyes Magos!

      Eliminar
  7. Un gran reportaje mi estimada. Me han gustado mucho esas cositas que nos has mostrado, botella aparte. No dudaré un instante en redireccionar a SS.MM. de Oriente hacia Vélazquez 61... Un beso y enhorabuena!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias Juan Nadie! Que seguro que alguien eres... si además tienes buen gusto. ¡Un besazo y felices Reyes Magos!

      Eliminar
  8. Mucas gracias Sylvie, una vez más, por mostrarnos el camino hacia el buen gusto. Peeeeeeero ¿unos gemelos con publicidad de Agag?

    Feliz Año y prósperos Reyes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ja, ja, ja! Bueno, cada uno ve lo que quiere en esos gemelos. ¡Un besazo, mil gracias y muy felices regalitos de Oriente!

      Eliminar
  9. Por fin una entrada para nosotros. Me queda lejos pero en el momento que me acerque a Madrid pasare por Belgrave. Es una buena propuesta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Lo sé Jorge! Pero alguna visitilla a la capi hay que hacer de vez en cuando. ¡Un beso, gracias y felices Reyes!

      Eliminar
  10. Qurida Sylvie, gracias por esta fantástica entrada de tu blog! Además lo has publicado el día de mi cumpleaños, así que ha sido como un regalo...

    Te esperamos en Belgrave!

    Un abrazo,

    Iván Espinosa de los Monteros

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Muchísimas felicidades Iván!! ¡Me alegra un montón! Y gracias a vosotros por todo. ¡Un gran placer! ¡Besos y muy felices Reyes!

      Eliminar
  11. Vamos, a quién no le guste el fular es que no tiene sentido el gusto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Cierto, Patry! ¡Es ideal! ¡Un besazo y generosidad Real!

      Eliminar
  12. PD - tu alusión al libro de Vizcaíno Casas eleva aún más si cabe la categoría del blog! Ja ja ja!

    - Ivan

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ja, ja! ¡Pues sí! Cosas de "robar" libros de niña de la estantería de mis padres. No veas lo que se aprende. ¡Un besito y mil gracias!

      Eliminar
  13. Sylvie, has comenzado el año con muy buen pie, mucho estilo y clase. Espectacular lugar al que nos has invitado! El buen gusto brilla en cada metro cuadrado de este espacio de ensueño.
    Y sin perder ese gusto artesanal por las prendas, que ultimamente está en extinción.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y además si lo dices tú, es que debe de ser verdad, Eva. ¡¡Un besito enorme y mil gracias!!

      Eliminar